Acratosaurio Rex

Hay veces que hasta yo me sorprendo leyendo los titulares de la prensa gratuita. Me gustaría alguna vez conocer a quienes los hacen, y felicitarles por su creatividad y singular forma de decir las cosas, que desde Pinocho no tienen parangón. Crece el paro, pero se recupera levemente el desempleo. Ni se me ocurre leer el contenido. Evidentemente, acabado el verano y cerrados los centros del monocultivo (la hostelería), se largan a cientos de miles de trabajadores a las oficinas de desempleo.

Estaba por la mañana temprano, tan tranquilo sumido en mis pensamientos, en el bar, al lado del ambulatorio, que está muy cerca de la Casa Hogar, tomando café sin azúcar, cuando me ha interrumpido una voz: "Oiga señor, puede ayudarme?". Frente a mí, una mujer de etnia calé, más de cuarenta años, morena, con ropa de baratillo. Algo alterada, se dice de nombre Juana. La conozco de vista. Vende lotería, flores y ropa.

Celebradas las elecciones vascas y gallegas, se comprueba cómo los problemas de esas zonas son diferentes y peculiares. No hay dificultades para formar Gobierno, parece ser. Mientras que la OCDE manifiesta su consternación por la falta de un Gobierno estable en España, las autonomías muestran su fortaleza convocando elecciones de las buenas, de las que permiten gobernar. 

Por Acratosaurio rex
Cuando me comentan que el anarquismo y el anarcosindicalismo, no son lo que eran, yo me quedo sorprendido… ¿Cómo que no? Cierto que hace la tira de años tenía mucha más influencia. Cierto que hubo una guerra que perdimos, y quedamos con muy poquita gente. Cierto que el autoritarismo se hizo fuerte… Pero el anarquismo sigue siendo el mismo que era, y su existencia y la de sindicatos, grupos, colectivos, ateneos…, adscritos a su filosofía, es de suma importancia para el cambio social, y explico por qué. [Seguir Leyendo]

De cara a facilitar la difusión de cómo -por ahora- evolucionan y subsisten proyectos interesantes, reproduzco tal cual esta carta de la FAGC (Gran Canaria). 

------------

Hablando de la dominación, hay gente que piensa que las cosas no son "sí" o "no", que hay zonas de "tal vez"… Yo no creo eso. La dominación establece dualidades en términos de "blanco" o "negro". Ello implica una división entre personas, una separación, un espacio definido, un comportamiento asociado para cada cual. Pensemos –como por casualidad– en la dominación masculina (1).

Así que hemos dicho que uno puede ser dominado de forma burocrática, tradicional y carismática, y que puede acomodarse a la dominación mediante regresión, colonización, conversión y desafío (1). Todo ello está entrelazado y da montones de formas de dominio y sumisión. Además, la dominación se lleva a cabo en un ámbito concreto.

La dominación es algo de lo que se habla de cuando en cuando en el ambiente anarquista, así que os planteo hoy alguna cosilla al respecto de cómo se domina. En otros artículos he expuesto tres tipos puros de dominación (según Weber), que son la burocrática (obedezco porque así está escrito), la tradicional (obedezco porque siempre ha sido así), y la carismática (obedezco porque ese tío es güay).

Fruto de la literatura que chisporrotea en ámbitos de la anarquía, me he acordado de Durruti, y ese comentario que hay en algún libro de alguna parte, en el que el Gran Buenaventura reconviene a un compañero que le enrostra que está cuidando niños y lavando platos. Durruti le responde que él baña niños, hace de comer, limpia la casa y lo que haga falta, porque la que lleva el jornal a la familia es su mujer, que es la que trabaja.

Qué cosas. Resulta que en un ámbito como el de la Iglesia Católica, que predica la castidad, la contención sexual y el amor místico, sus sacerdotes desarrollan una activa vida sexual en todos los ámbitos posibles: masturbación, homosexualidad, pederastia, sexo oral, heterosexualidad…, lo cual incluye, por supuesto, abusos y violaciones. Qué curioso.

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org