Acratosaurio Rex

He recibido un llamamiento de unos queridos compañeros y amigos, de cara a participar en la fundación de una organización no reformista que sea coherente con los principios libertarios. La defensa de los Principios –al parecer–, es de una importancia muy importante, y conocedores de que yo me los sé de memoria, me instan con buena voluntad a que me una a ellos. 

Tenía ganas de hablar alguna vez del SCUM (1). El manifiesto de la ESCORIA. Este panfleto es el ajuste de cuentas de una mujer creativa, una obra literaria de mérito encuadrada en el esperpento y la caricatura, un llamamiento político a la insurrección de las mujeres. Una obra de arte que recomiendo a los que hacen manifiestos fundacionales, para que comprendan que una cosa bien escrita, sobrevive a sus autores. 

Resulta que se están devanando los sesos, pensando qué decir. ¿A dónde fueron los votantes de Podemos? A la abstención parece ser. ¿Y por qué tomaron esa funesta decisión?

Sufro de ver cómo los amigos y amigas electoralistas de infantería, la gente de a pie que se cree el rollo del voto, gime y pena con la derrota acaecida ante los populares, que andan muertos de risa. Mi compasión es infinita. Yo quisiera animarles un poco, y mostrarles que, punto primero, no estamos peor que antes, lo cual no es poco.

Ya ha pasado otra gran noche de la democracia. Las expectativas que se había hecho la izquierda, defraudadas. Ahora echan pestes de la abstención, o del masoquismo de los electores. Al parecer la culpa de todo la tiene el que no vota lo apropiado… A ver, amigos y amigas de la izquierda electoral. ¿Por qué habéis perdido? Por culpa de vuestra abstención. Os lo cuento.

La izquierda, en tiempo de elecciones, uno de los mitos que propaga, es que la abstención siempre beneficia a la derecha. Vale, pues es mentira. Esa es una coartada, una excusa, un pretexto que se buscan…, para no tener que explicar por qué  la izquierda pierde siempre las elecciones (1). Porque para ganar las elecciones, la izquierda lo único que tiene que hacer, es convencer a los electores. No hay más misterio. ¿Y cuáles pueden ser las razones del pueblo obrero para no votar a la izquierda? Voy a dar un ejemplo.

Gran Bretaña se va de la UE. Una gran nación forjada en los campos de batalla de la isla, de Europa, en la piratería, la esclavitud y el imperialismo (como el resto de naciones civilizadas), decide en referéndum –auspiciado al parecer por la derecha–, la salida de la UE. Lo cual me convence –una vez más–, que lo mejor es no votar. Porque, claro, ahora la izquierda aislacionista se ve en la tesitura de aplaudir el plan de la derecha xenófoba, o de hacer análisis extraños que expliquen qué diablos sucede.

Un montón de maestros asesinados en México. Es como una pesadilla que se suma a la de los estudiantes normalistas, los narcos, el ejército, los paramilitares, los secuestros, los desaparecidos, los feminicidios y tantas otras barbaridades sueltas. Y no tiemblan las instituciones ni se emiten reportajes furibundos (1) anunciando que México es una dictadura comunista.

Cuando hablamos de la destrucción del Estado, yo me pongo a pensar cómo se llevaría a cabo ese fenómeno telúrico, y quién estaría dispuesto a apoyar esa aventura.

"Escucha anarquista", me pide David Harvey. Y como uno es muy educado, he leído lo que el profesor nos tiene que decir (1). David Harvey es un Doctor en Geografía de alto nivel, vinculado a la ideología radical-marxista de una forma crítica. Se ha esforzado por bajar de la tarima y ponerse a la altura de los vulgares, o sea, nosotros y nosotras, y nos ha hablado.

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org