Acratosaurio Rex

La diputada Anna Gabriel, ha levantado una pequeña polémica en la prensa reaccionaria, al admitir que a ella le gustaría criar a los hijos en colectivo. Piensa que la familia nuclear no es el mejor lugar para educar a los niños, porque la familia tiene una lógica perversa, de propietario. Opina que quien mejor socializa es la tribu. Eso dice, más o menos.

Otra vez el muermo de elecciones, donde podremos comprobar, otra vez, que los que decían una cosa, harán otra. Es una especie de tortura sicológica, mental y física, que parece no tener fin, y que sufren los esforzados militantes, que se adaptan como pueden a la última jilipollez de sus dirigentes, y encima votándoles en primarias, que hay que tener mucho pesqui para conseguir que salga justamente eso, y no otra cosa que lo mande todo al diablo.

Por su curioso interés antropológico y militante, reproduzco tal cual un artículo que reflexiona sobre la lucha de inquilinos de la Comunidad La Esperanza, y que refiere muchos de los dilemas con que me he enfrentado en la vida militante. Es más largo que lo que yo escribo, pero tiene su aquel, seguro.

 

---------

Resulta que estamos aquí, como quien dice, dispuestos/as establecer un mundo sin poder ni dominación. ¿Cómo hacerlo?. Comentaba Malatesta, que podéis intentar persuadir a una ostra para que se abra dándole un mitin. No funciona. Hay que forzar un poco las cosas. Hace falta un plan.

Imagina un pedregal inmenso, pero con posibilidades. Unos cuantos jornaleros y jornaleras se dedican en sus ratos libres a cultivar un huertecito, libran sus plantitas de insectos a mano, retiran yerbas con el zacho, riegan gota a gota la sedienta parcela… La cosa prospera entre muchos esfuerzos. Y de pronto llega una ola de locura, y arrasa con todo.

Como decía, es un error pensar que las ideologías de género, haya sido generada por las feministas. De hecho quienes observaron y describieron su subordinación en el seno de las sociedades modernas, fueron hombres, es decir, intelectuales, literatos, doctores. Titulaciones que están poco menos que vedadas a las mujeres en el siglo XIX.

El artículo de las feminazis ha suscitado alguna reacción, y recibiendo en el correo una serie de observaciones que podrían ser consideradas delito en el Código Penal, me gustaría explicar eso de las mujeres y el poder. Pero es tan largo el asunto, que no sé ni por dónde empezar. Así que lo mejor, es el principio.

Me estaba enterando del asunto de esos policías que abordan a activistas sociales, y les dan una paga si se convierten en chivatos. La cosa es notable, porque la explicación que dan las fuerzas de seguridad, es que una práctica habitual de la policía, es disponer de informantes a cambio de dinero y de pasar la mano. Es decir, una inmoralidad de tomo y lomo, ya que no hay contrato, ni nómina, ni cotizas a la seguridad social.

Por lo visto existe una raza de mujeres que son las feminazis. Hembristas también las llaman algunos hombres. Son mujeres que proclaman, –afirman esos tíos–, que la penetración consentida es violación y la erección espontánea  es acoso. Tienen como programa, el exterminio de los hombres.

El Gobierno en funciones ha declarado que no ha cumplido su objetivo de déficit, dejando un agujero de unos veinte mil millones de euros. Tenemos otra crisis de esas encima, y el futuro Gobierno –ya nos lo están contando–, tendrá que acometer recortes en pensiones y servicios para mantener el chiringuito del Estado.

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org