Izquierda desde abajo: expandiéndose en el mapa político

Por Margaret Killjoy | Traducción: Pez Robot

Hay una simple pero eficaz "Political Compass" (brújula política) usada por muchas personas que conozco. "Brújula" siempre me ha parecido un nombre inapropiado, prefiero la palabra "mapa". Este mapa tiene dos ejes: economía de izquierda / derecha y estructura libertaria / autoritaria. La idea es que individuos, grupos y sociedades puedan ser colocados en el mapa para que puedan ser entendidos en relación unos con otros.

Es un buen punto de partida. Quisiera exponerlo recalibrándolo y proporcionando otras subdivisiones.

Economía Cooperativa vs. Economía Competitiva

Más útil y exacto que "izquierda" vs "derecha", este mapa mide la economía "cooperativa" frente a la "competitiva". En su forma más simple, se podría decir que la mitad izquierda del mapa representa el socialismo y la mitad derecha representa el capitalismo. Hay muchas definiciones contradictorias de ambos conceptos económicos, por supuesto, pero aquí está el que estoy usando: la línea divisoria entre economía cooperativa y economía competitiva es el concepto de trabajo asalariado.

La línea de trabajo asalariado

En una sociedad que depende del trabajo asalariado, existe la división entre la clase propietaria y la clase trabajadora. La clase propietaria gana dinero al poseer los medios de producción (fábricas, almacenes, tierras de cultivo, equipo para alquilar, etc.) y la clase trabajadora consigue su dinero operando esos medios de producción. A los trabajadores se les paga un salario, que tradicionalmente es menor que el valor económico que su trabajo produce. El exceso de valor constituye la ganancia del propietario. Las cosas que son poseídas por la clase propietaria se refieren como "capital." La capacidad de invertir su capital para obtener ganancia privada es uno de los fundamentos del capitalismo (quizá EL fundamento).

Es posible que esta línea sea mejor referida como la línea "del capital", pero creo que el trabajo asalariado es una métrica útil y más específica para juzgar una teoría económica.

La Línea del Mercado

La mitad económica cooperativa del mapa es subdividida por la línea del mercado. Una sociedad con mercados permite la propiedad individual de los medios de producción y permite que los bienes sean comercializados. Existen numerosas teorías económicas que abogan tanto por el socialismo como por los mercados, sobre todo el  mutualismo de proudhoniano. A la izquierda de la línea del mercado están las sociedades que operan sin mercados, en las que los medios de producción se mantienen cooperativamente. En lugar de que sea el mercado el que determina dónde se asignan los recursos, lo hace la comunidad y/o el gobierno. Esto se puede llamar comunismo.

La Línea de la Inequidad

La mitad económica competitiva del mapa se divide en sociedades que promueven la inequidad económica y las que no. Las teorías a la derecha de la línea de inequidad creen que la desigualdad es deseable o inevitable y es preferible que existan pocos controles y ajustes (o ninguno) para evitar que el capital se acumule en unas pocas manos. Aquellos a la izquierda de la línea de inequidad abogan por diversos medios para evitar esta centralización. La actual lucha económica izquierda / derecha dentro de la política dominante de Estados Unidos es esencialmente la lucha sobre qué lado de esta línea debe estar la sociedad.

Estructura Autoritaria vs. Libertaria

Las sociedades autoritarias son aquéllas en las que la voluntad individual es subsumida bajo la voluntad de quienes poseen el poder político. Las sociedades libertarias son aquéllas en las que el individuo no lo es. Obviamente, esto no es una distinción binaria, en la cual una sociedad es autoritaria o libertaria, sino un gradiente con muchos matices de gris.

La Línea Estatal

La división central entre las sociedades autoritarias y libertarias en este mapa es si la sociedad es, o desea ser, un estado. Hay muchas definiciones diferentes de lo que constituye un estado, pero vayamos con: un territorio con límites fijos que se rige por una única forma política. Los estados también tienden a tener una ciudadanía formal que distingue a aquellos que se considera parte de la estructura de aquellos que se considera fuera de ella.

La designación del Estado como eje central a lo largo de la línea autoritaria / libertaria es probablemente la recalibración más importante que estoy haciendo al mapa político tradicional. Creo que la complejidad, la validez y la variedad de las ideologías antiestatales requieren que el Estado sea un punto central.

La Línea Democrática

La mitad superior (autoritaria) del mapa político está subdividida por la línea democrática. La democracia, en este contexto, puede ser entendida aproximadamente como "gobierno por el pueblo". Las sociedades por encima de la línea de la democracia están gobernadas por otras personas que no pertenecen a la sociedad. Para poder presentar un mapa comprensible, estoy eligiendo conscientemente incluir como democracias aquellas sociedades que se consideran democracias que probablemente están más cerca de las oligarquías (como los Estados Unidos y las naciones más "democráticas" de todo el mundo, en las que Los ultra-ricos tienen un poder político desproporcionado).

La Línea Legal

La mitad inferior (anti-autoritaria) del mapa político está subdividida por la línea legal. Por encima de esta línea están las sociedades que imponen leyes específicas y codificadas a los que participan en su sociedad. Las sociedades debajo de esta línea, en cambio, hacen uso de reglas  —flexibles, contextuales  e informales. Existen numerosas sociedades —históricas, hipotéticas y existentes— que tienen estructuras jurídicas formales a pesar de no formar lo que tradicionalmente podría entenderse un estado.


Ejemplos de posibles ubicaciones para diversas sociedades e ideologías en este mapa de dos ejes.
Este mapeo en particular no se entiende como riguroso, sino que se basa simplemente en mis mejores
conjeturas. La colocación de muchas de estas cosas es subjetiva, y la localización específica de
las ideologías existentes no es enteramente relevanteal punto principal de este artículo.

Un tercer eje

Tan pronto como mis amigos y yo empezamos a poblar este mapa de dos ejes, nos topamos con complicaciones y comenzamos a explorar posibles terceros ejes. El que destacó como el más útil inmediatamente fue "Tolerancia a la Identidad".

Mientras que la URSS y la Alemania nazi son ambos ejemplos de autoritarismo extremo, la forma en que se involucraron en la discriminación étnica fue notablemente diferente. Ambos gobiernos mataron a millones de personas de etnias específicas, pero la URSS parecía centrarse en matar a la gente por razones aparentemente políticas más que étnicas. La Alemania nazi mató a millones de personas por razones políticas, así como por razones de identidad étnica y sexual. En esencia, la Alemania nazi era menos tolerante a la identidad que la URSS. (La postura de la URSS sobre la homosexualidad era originalmente más indulgente que la de la Rusia zarista, pero Stalin durante su mandato reintrodujo leyes contra la homosexualidad masculina).

El eje de la tolerancia de la identidad es también útil para distinguir a los anarquistas (que tampoco son históricamente intachables, pues han albergado en sus filas a algunos de los más abiertos defensores del racismo, el sexismo y la homofobia) y los "anarquistas nacionalistas", que aunque antiestatales y anticapitalistas, manifiestan un nivel de intolerancia a la identidad que claramente los distingue de los anarquistas.


Un ejemplo de ideologías situadas en el tercer eje, el de tolerancia a la identidad
 

Izquierda desde abajo

Nunca me he sentido 100% a gusto diciéndome de izquierdas, porque la abrumadora mayoría de lo que se presenta como izquierda en la política dominante es explícitamente autoritaria y es comprensiblemente vilipendiada por muchos —incluyéndome a mí. Del mismo modo, me pone en tensión dirigir cualquier conversación sobre política hacia mis ideas antigubernamentales: muchas personas sólo han estado expuestas al libertarianismo capitalista de derechas.

"De izquierdas" es un término demasiado vago para que pueda describir mi posición política de forma útil. Anarquista es mucho más exacto. Pero existe cierta inquietud por encontrar un término más amplio, un paraguas que abarque una gama de potenciales más amplia. El término más apropiado para ese paraguas podría ser "izquierda desde abajo".

Un izquierdista desde abajo es cualquiera cuya política cae en el cuadrante anti-autoritario y cooperativo del mapa político. Incluye anarquistas, zapatistas, marxistas antiestatales, confederales democráticos, municipalistas libertarios y un gran número de sociedades tradicionales de todo el mundo... cualquier sociedad que no desee un estado y desee la cooperación económica. (Vamos a añadir que estamos hablando únicamente de sociedades tolerantes a la identidad, porque independientemente de lo "anti-estado" que afirme ser, una sociedad que persigue a las personas por razones étnicas, sexuales, de género o de habilidad es tan autoritaria en la práctica como cualquier sociedad gubernamental formal.)

Un Cuadrante de Solidaridad

El cuadrante inferior izquierdo del mapa político es único en su potencial de solidaridad interna. Una sociedad de izquierda desde abajo no necesita necesariamente encontrarse en desacuerdo con ninguna otra sociedad de izquierda desde abajo, porque no hay fronteras que mantener y tampoco un monopolio económico que defender. Debido al potencial de cooperación entre las sociedades izquierdistas desde abajo, somos aliados naturales. Nuestros objetivos, aunque diferentes, no están en conflicto entre sí.

Una sociedad estatista (los cuadrantes superior izquierdo y derecho) no puede coexistir con otro estado en el mismo territorio. Cualquier institución estatista, en una situación revolucionaria, se encontrará eventualmente en desacuerdo con cualquier otra institución estatista que esté compitiendo por el mismo poder. Los estatistas sólo pueden ser aliados si reclaman territorios diferentes —improbable en una situación revolucionaria.

Sospecho que cualquier sociedad capitalista antiestatal también estaría en desacuerdo con cualquier otra sociedad capitalista anti-estatal, porque el capitalismo tiende a acumular recursos en unas cuantas manos. Una sociedad que no crea en la cooperación o la solidaridad acumulará los recursos que desea otra sociedad —o sean necesarios para la supervivencia— y entrarán en conflicto. Es posible que me equivoque, y que el cuadrante inferior derecho tenga un potencial de solidaridad interna.

Aliados estratégicos

Al considerar aliados estratégicos (en contraste con los aliados naturales que se encuentran en el cuadrante inferior izquierdo), mi sugerencia es que no debemos dar prioridad a un eje sobre otro. Sólo debemos formar alianzas estratégicas con quienes pretenden transformar la sociedad —en relación con la sociedad existente, más que en relación con nuestra sociedad ideal— en las mismas direcciones que nosotros. No deberíamos, presumiblemente, aliarnos con aquellos que pretenden transformar la sociedad en una dirección contraria a nuestros intereses. Esto parece obvio cuando está escrito, pero es un error que los izquierdistas desde abajo han cometido una y otra vez.

Esencialmente, cualquier persona que pretenda conseguir un aumento del autoritarismo, no importa lo izquierdista que sea, y cualquier persona que empuja para un aumento del capitalismo, no importa cómo sea de antiautoritario, no es nuestro aliado. Lo mismo podría decirse del tercer eje también: cualquier persona que empuje por una sociedad menos tolerante a la identidad no es nuestro aliado. Cualquiera que busque una sociedad más tolerante, pero también más capitalista o autoritaria, no es nuestro aliado.


Una manera de enteder quiénes son los aliados naturales y estratégios
de la izquierda desde abajo

Análisis más desarrollado

Estos conceptos están en desarrollo. En otros artículos, exploraré de qué maneras el mapa político puede ser usado para entender los retos y los cambios de status quo, ya sea de forma revolucionaria o incremental.

Cada vez que publico un libro de no ficción y voy de gira con él, aprendo al menos tanto al presentar mis ideas —y ser estas cuestionadas— como lo hice en el proceso de escribir el libro. Siempre, pienso para mí, debería hacer las presentaciones como parte del proceso de escritura en lugar de una vez finalizado el libro.

Me lamentaba de esto en Santa Cruz hace unos años, y un amigo me miró seriamente y dijo "por eso los profesores universitarios escribimos libros. Hemos perfeccionado las ideas mediante la docencia."

No pertenezco a la academia, ni es probable que lo esté. El único tipo de título que podría adquirir sería "honorario". Así pues, los conceptos expuestos en este ensayo constituyen una obra en progreso. Estoy trabajando en un libro de no ficción llamado De aquí a la libertad, y estoy probando mis ideas ante una audiencia: tú.

Actualizaciones

Versión 1.1, 28/10/2016: Modificación de las figuras 2 y 3 para reflejar el hecho de que la URSS no tenía sociedades de mercado; Texto alterado que describe a la URSS como menos tolerante a la identidad que el primero presentado; Intento aclarar la sección sobre aliados estratégicos; Altero la figura 2 expandiendo el marxismo para incluir el marxismo anti-estado.

Versión 1.2, 11/2/2016: Agregó subtítulos a las figuras para tratar de señalar que el mapa específico de las ideologías en la figura 2 no se entiende como rigurosa.

*  *  *

Margaret Killjoy [web | Twitter] se define como 'itinerant author and anarchist'.

Tiene varios libros publicados en AK Press. De ficción como A Country of Ghosts, una utopía situada en el siglo XIX, What Lies Beneath the Clock Tower, novela steam-punk del tipo "elige tu propia aventura" y la guía de ciencia imaginaria A Steampunk’s Guide to the Apocalypse. También libros de no ficción como Mythmakers & Lawbreakers, un estudio sobre autores anarquistas de ficción y We Are Many, un ánálisis sobre el movimiento Occupy.

Aparte de haber escrito relatos para diversas publicaciones, coordinó la revista SteamPunk Magazine.

Enlaces relacionados / Fuente: 
http://birdsbeforethestorm.net/2016/10/lower-leftism-expanding-upon-the-political-map/

Comentarios

Imagen de Octavio Alberola

Lo importante y urgente es  “preguntarnos sobre estos monstruos (que están emergiendo y nos amenazan) y los motivos de su emergencia”
Preguntarnos, por qué “a partir de 2011, los movimientos cuasi insurreccionales de ocupación de las plazas atestiguan la repuesta de los pueblos a la dominación de las oligarquías” y “a partir de 2013, la arrogancia neoliberal retoma la iniciativa y confirma las tendencias emergentes desde finales de los 70”
Desgraciadamente, pese a que las respuestas a las preguantas son evidentes, la mayoría de los que se pretenden “progresistas” persisten en utilizar las “respuestas” institucionales que siempre se han demostrado inoperantes.
En 2011 se avanzaba, porque la protesta estaba en la calle. En 2013 la metieron en las urnas y ahora en el 2017 está maniatada en las Instituciones y es la Derecha la que sigue imponiendo a la sociedad sus políticas.

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org