guerra sucia

por Mr Brown. para Regeneración

Algo poco recordado de aquellos días de espíritu de Ermua es la violencia que surgió al margen de lo institucional, si bien jaleada desde PP, PSOE y medios afines.

Por Xabier Makazaga, investigador del terrorismo de Estado

Durante las campañas de guerra sucia llevadas a cabo en Iparralde contra los exiliados vascos, dos mercenarios murieron víctimas de sus propias bombas. Fueron Marcel Cardona, al que en 1975 le explotó la bomba-lapa que estaba colocando en el auto de Josu Urrutikoetxea, en Biarritz, y Jean-Pierre Chérid, el más célebre de los mercenarios de la guerra sucia, que pereció también en la misma ciudad, en 1984, cuando manipulaba un coche-bomba para atentar contra varios exiliados.

Subscribe to RSS - guerra sucia
Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org