Lo que más beneficia a la derecha, es que la izquierda no da una.

Hoy me leía un informe de la prensa digital, en el que con gráficos, curvas y puntitos en ejes de abscisas y ordenadas, nos dicen que: "Cuando sube la participación, la izquierda casi siempre gana". Dicho titular –en mi opinión– no es preciso, pues sería más certero afirmar que "En España el PSOE ha gobernado cuando vota más del 70% del censo". Porque a la postre, nos están pidiendo que vayamos a votar al PSOE. Lo explico.

En ese estudio se pregunta a electores de izquierdas. Son una amplia constelación de cometas, algunos grandes, y otros pequeños. Si a algún lector le da por leerse la nota (2) que explica la metodología del estudio, comprobará que hay montones de partidos de izquierdas, pero quien gobierna siempre es el PSOE. El que vota al PCOE, es como si votase en blanco.

Lo que se me ocurre, es que el dato de abstención no explica por sí solo el triunfo de la derecha. La diferencia de abstencionistas de izquierdas y de derechas puede explicar un 4% y un 7% de diferencia entre unas elecciones y otras. Que será notable, pero no suficiente para explicar por qué gana el PSOE o por qué pierde. Porque queda en el aire el dato de que un gran bloque de abstencionistas, es del denominado centro (que a su vez se divide en centro izquierda, centro derecha y centro centro), que depende del favor del viento, da su voto a uno u otro. En resumen, que aún cuando hay siempre –según ese artículo–, más abstencionistas de izquierdas que de derechas (excluido el centro), a veces gana el PSOE, y a veces el PP. 

Y otra cuestión que señalo es: que se muestra la abstención como una causa, cuando en realidad es un efecto. La abstención no surge de la nada. Las elecciones las perdió el PSOE de Felipe González en el 96, tras verse sumido en múltiples escándalos que muy resumidos son: reconversión industrial, entrada en la OTAN, terrorismo de Estado, represión de insumisos y corrupción. En 2008 las perdió Zapatero porque nos metió en una crisis descomunal que no supo ver. ¿Y cuando las ganan? Cuando hay algún desastre por medio, como el Golpe de Tejero del 23-F, o los atentados del 11-M.

Yo diría que los votantes de izquierdas, en general, se enferman cuando contemplan las promesas absurdas que hace la izquierda, el incumplimiento sistemático de las mismas, los malos espectáculos de peleas por ver quién va primero, el ansia de poder que derrochan los candidatos, e incluso la estética tan cutre que exhiben. ¿Y por qué la derecha (excluido el centro) se abstiene menos según el CIS? Pues yo que sé. Será que la derecha causa menos frustraciones y es más cumplidora.

Y a pesar de ello, la suma de abstencionistas de centro, centro derecha y derecha, es siempre más elevada que la de la izquierda. En ese detalle se pierden los estudios, porque la nota metodológica del artículo explica quién es de derechas e izquierdas. Pero no quién se ubica en el centro.

Para concluir estas divagaciones absurdas, señalo que los y las anarquistas estamos excluidos en el conjunto de las izquierdas y derechas, así que electoral y sociológicamente hablando, no existimos. Somos completamente irresponsables. Si el PSOE pierde el gobierno, es porque no ha sabido ilusionar a sus electores. Y porque el elector, cuando vota, sufre una metamorfosis y se transforma en reaccionario.

Por lo tanto, y hablo por mí, como anarquista no soy de derechas, no soy de izquierdas y no soy de centro. ¿Dónde estoy pues? 

Pues en el puto medio.

 

—————————————-

 

NOTAS

(1) Cuando sube la participación, la izquierda (casi siempre) gana 

(2) "Tras los últimos comicios generales de 2016, la abstención de los encuestados de izquierdas fue del 8,2% frente al 4,5% de los de derechas. Lo mismo ocurrió en los niveles intermedios de la escala: la abstención del centro-izquierda fue del 11%, la del centro-derecha, del 7,7%. Más acusada fue esta diferencia en las elecciones de 2011, en las que el Partido Popular de Mariano Rajoy obtuvo la mayoría absoluta. Aquel 20N la abstención de la izquierda fue del 12% y la de la derecha del 5,5%, según los datos del CIS".

(3) ¿Quién es de izquierdas?

Comentarios

Imagen de Alcharco

Hay otro dato a tener en cuenta para la abstención de izquierdas. Cuando el electorado de derechas se moviliza suele arrastrar a todos los partidos que se consideran de derechas hacia posiciones más radicales, véase el caso actual. En cambio, cuando el electorado de izquierdas se moviliza empuja a los partidos autodenominados de izquierdas, y por efecto dominó a los de derecha también, hacia posiciones propias de la derecha. 

Sabido esto, lo más inteligente es no ser electorado, sobretodo de izquierdas.

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org