Devaneos del facherío autóctono


Propuestas patrióticas

Una vez demostrado que el fachismo no avanza en el parlamento por culpa de la abstención, si no precisamente por causa del voto, hay quien observa que los fachas, así en general, crecen en sus diversas modalidades por Europa, y aquí no vamos a ser menos, por dios bendito, ¡que ya somos europeos! Por supuesto. ¿Cuál es el programa de ese pequeño partido españolista europeo?

Muy importante en todo nacionalismo: defensa de la lengua, de la integridad territorial, protección jurídica de símbolos nacionales, fortalecimiento del Estado Central, destrucción de los autonómicos (salvo que ellos manden), expulsión de los inmigrantes (menos de los que trabajen por cuatro perras), exigencia hablar español (en sus variantes cultas), dominio de la cultura autóctona española (danzas nacionales, por ejemplo), incrementar ejército y policía (que no falte), muros defensivos en las fronteras (como en Juego de Tronos), fomento de la fertilidad de la mujer española (venga a tener hijos), fin de la sanidad universal para inmigrantes ilegales y residentes de menos de diez años de permanencia, protección a los colegios privados (cheque escolar), sí a la tauromaquia y la caza, fin de la ley de medidas integrales de protección a la mujer, protección al hombre maltratado, familia integrada por hombre y mujer, fin del aborto en la seguridad social, ley antiokupa, cadena perpetua (cárcel sin reinserción), Gibraltar español (como sea), eliminación del jurado, disminución de impuestos a las empresas, eliminación del impuesto de sucesiones, Marruecos reconociendo la soberanía española en Ceuta y Melilla… Y una muy graciosa: fin de subvenciones públicas (de las privadas no dicen nada) a partidos y sindicatos. Subvenciones que se están apresurando a recoger. No dicen nada de lo que percibe la Iglesia católica, se supone que no la van a tocar. Subyace además una aversión a homosexuales, transexuales, musulmanes, nacionalistas de otros tipos… Y a mantenerse en la UE, pero [inciso aclaratorio], España Central lo primero. En suma. Es una rejodida locura reaccionaria.

Yo diría que es un programa parecido al del Sr. Trump que votaron sesenta millones de personas en EE.UU. Es un programa reaccionario muy modernista, que se ha nutrido de unos 400.000 andaluces acomplejados, adoctrinados por ese nutrido grupo de tertulianos de derechas, que llevan dando la matraca años y años con ETA y con los jornaleros andaluces subvencionados, y que no tenían quién les representase en plan contundente en la tele. 

En resumen, al hilo de los fachas autóctonos: Lo que entra en el parlamento andaluz es un programa electoral no leído de mierda, que no tiene ni pies ni cabeza. Su gancho radica en decir a cada momento "territorio nacional centralizado y sanidad y educación centralizada", y parece que estén diciendo algo importante. Ni ganas de perder un minuto más leyendo imbecilidades. ¿Me preocupa el ascenso de esos cabestros? A mí me la pela. Son fachas, un grano de pus que reventaremos, vaciaremos y tiraremos a la papelera en cuanto la gente mueva un poco el culo y luche por sus derechos.

Porque ya tuve que aguantar a fascistas de diploma, tipos de correaje y pistola, y estos no les llegan ni a la altura del betún. Son mera mierda descompuesta, y mejor que flote.

Y flota, porque hay gente que les vota. No se trata de que haya abstención, si no de que hay voto a favor. Ese es el problema. Esos fachas son un efecto, no una causa. La tarea que hay por delante, no es enfrentarse a esa suma de gilipollas puestos en fila con el voto. El desafío, mucho más complejo, y contradictorio con las vías electorales y partidistas, es dotar de herramientas colectivas al personal, es hacer trabajo de base, es enfrentarnos a la crisis…, y a lo que nos trae aparejado. Y, por supuesto, un mensaje de esperanza acabando 2018: recordad que siempre todo, por mal que esté, se pondrá muchísimo peor.

-----------------------------

Post Data

Un inciso. Yo diferencio a estos fachas, de los nazis. Reaccionarios, aunque despreciables, los hay por doquier. Nazis, apenas. En España el nazismo es cosa de grupos dispersos, enfrentados, que acaban normalmente a hostias. Además están sumidos en la paranoia y creen en los chemtrails, en el derribo controlado de las Torres Gemelas, en OVNIS… Todo ello llevado adelante por judíos. Son nuestros nazis, en su mayor parte, un grupete de frikis esnortados que precisarían de un buen estilista, incapaces de organizarse para nada. Hay, cómo no, algunos que son superchungos y megaviolentos, algún asesino convicto… Pero son muy poquitos, grupusculares, inútiles, carentes de mandos con ideas y capacidad, salvo tal vez una tía ecuatoriana que debe estar pasándolas putas intentando poner un poco de orden en esa banda de untermenschen. Sirven para poco más que para fotografiarlos. Los nazis peligrosos, en suma, no son los que reparten candela. Son los que hacen trabajo de base y ofrecen a chavales descompuestos, y a proletas tirados por la crisis, "una familia" en plan secta, y se ponen a joder a mendigos e inmigrantes. Más allá, no alcanzan. Y eso no lo tolera aquí ningún programa electoral, porque si van a las elecciones no se comen ni un pijo. Crecen en plan sectario en zonas deprimidas, pero no alcanzan a más de lo que puede alcanzar un Testigo de Jeová dando la lata en fin de semana.

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org