Qué largo se ha hecho

Artículo de Joaquín Robledo en: http://joaquinrobledo.blogspot.com.es/2017/05/que-largo-se-ha-hecho.html - Han pasado seis años, solo seis años, desde aquel 15 de mayo en que las plazas dizque espontáneamente empezaron a llenarse de gentes dizque indignadas. A hechos de este pelo debió de referirse Albert Einstein cuando en la formulación de su teoría de la relatividad anticipó el fenómeno de la dilatación del tiempo, porque echando la vista atrás tengo la sensación de que ha transcurrido una eternidad. Tan largo se ha hecho que apenas recordamos el nimio detalle de que a la par que se ocupaban las plazas, se iniciaba el proceso que habría de vaciar posteriormente las calles. Eso sí que fue una moción de censura en toda regla, la neoindignación se postuló con éxito convirtiéndose en el elemento axial de la respuesta política. El 15M lo era todo y no era nada. Al poco, como no puede ser de otra manera cuando detrás no existe propuesta compartida, el movimiento se diluyó como la vida del replicante de Blade Runner, como lágrimas en la lluvia.

Sirvió, eso sí, como rito iniciático para una generación que se sintió protagonista por un día; como acomodo intelectual para otra que creyó encontrar el ábrete sésamo con el que se abrirían de par en par las puertas de una revolución perennemente postergada. Pasado un tiempo no fue más que un señuelo electoral, la excusa para una espera de un seguro advenimiento, un cambalache que sirvió para convertir la participación y el debate político en una suma de clics al teclado de un ordenador. 

Una eternidad de seis años después, el único apunte con algo de enjundia es el frágil gobierno en alguna gran capital. Por lo demás, nada; si acaso, alguna moda estética. Medio año después de la ‘performance’, Mariano Rajoy se instaló en la jefatura del Gobierno. Ahí sigue, incólume, rodeado de casos aislados de corrupción económica -trinque- y política –uso patrimonialista de las instituciones del Estado-. Aun así, para la sociedad española, la alternativa, suena duro, ofrece menos confianza.  

Seis años que parecen una eternidad porque la nada siempre se hace larga, porque se ha levantado, y tragado, mucho polvo en la travesía de este desierto que ha conducido de la indignación a la resignación. Y queda mucha arena por delante.

 

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org