Acratosaurio Rex

Tengo entre manos tres cartas atrasadas que hablan de los problemas de los estudiantes universitarios/as. Una de ellas me expone que la asignatura que le imparten entra dentro de la Teoría del Caos, y señala que la bibliografía del profesor es de obligado cumplimiento... Me parece que está indicando de manera sibilina que hay que comprar unos libros caros y amuermantes...

 A veces, el Acratosaurio recibe cartas llenas de pesimismo. Cartas que hablan como si estos tiempos fueran los peores de la historia en lo que a lucha social se refiere. La pasividad, la pérdida de tiempo, el aplauso al poderoso, la dificultad para mear…, es lo que describen estas personas sumidas en el pozo oscuro de la depresión. A veces afirman que el traintaisai, sí que fue una buena época para la lucha. Y yo tengo que deciros que no es así: cualquier tiempo pasado es peor para lo que sea.

 La cosa de la cantidad y la calidad, sigue generando dudas a las personas que carecen de certezas.

A cuenta de esto, de lo otro y de lo de más allá, se plantean unos y otros la eterna cuestión: ¿es mejor cantidad o calidad?

Claro, la gente se organiza, y si llegan más de cien personas juntas al local, vemos que (en general) es imposible moverse, no hay quien entre en el servicio, y más de uno acaba con los callos pisoteados. Entonces alguien protesta y exclama contundente y enrojecido: “¡calidad, preferible pocos, pero de gran calidad!”.

 El Obrero Agobiado de una carta anterior (1) me ha vuelto a escribir una larga misiva. Me informa que es incapaz de irse de la CNT, aunque le tiene harto y no le sirve para nada…

Tres amigos personales me preguntan… “Oye idiota, ¿ha sido un éxito la Huelga General?”

 

Aquí, mientras unos nos contamos los dientes a ver cuántos hemos perdido en los diversos encontronazos, mientras otros curan chichones con bolsitas de hielo, y los de más allá se duelen de costillas doloridas por diversos porrazos, antes de que me empecéis a mandar cartas de valoración, quiero señalar:

 Ante el cúmulo de plumíferos, opinantes, gobernantes, periodistas, catedráticos de derecho, curas, y otros especímenes canallas, hombres y mujeres de buche insaciable y título académico al servicio del poder, que están pidiendo “libertad” para quien quiera trabajar, y mano dura contra los piquetes coactivos, hemos decidido esta noche en l

Parece que el anterior escrito referido al próximo “paro general” (1), ha generado divergencias entre asistir o no asistir, porque total, si nada va a cambiar, ¿para qué hacer el esfuerzo?

Ha comunicado conmigo Pedro Duda., del Puesto de Milicias de Sotorrancio, con la siguiente papeleta que os comento por su importancia.

La duda que expone es la siguiente:

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org