Acratosaurio Rex

Varias angustiadas llamadas de personas que andan enfrascadas en sacarse las tripas organizativamente hablando. Como ambos bandos me escriben las mismas cosas (traiciones, contubernios, incumplimientos, dejaciones, perfidias, indiscreciones, reproches, recriminaciones, odios numantinos, obtaculizaciones, tarzanescos alaridos, exigencias anarquistas, sufrimiento infinito por el bien de la IDEA y tal y tal se entrecruzan entre las puñaladas), vamos a hablar para ambos sectores.

Siguiendo el tema propuesto por… ehhh… NHiia Pun_ka (1), a la que su profesora ha represaliado ante la pasividad de sus compañeros, comprobamos mediante la experiencia empírica, que una población sometida por un Gobierno, agilipollada como esos alumnos de tu clase, obedecerá de buen grado las órdenes de los dominantes, sin que se pueda esperar de ellos resistencia. Al contrario, algunos correrán a ponerse a las órdenes de esos jefecillos, les reirán sus gracias y denunciarán a los infractores…

Me dice un tipo que se define como “castrista”, que me sugiere que vaya a cobrar mi cheque "a la embajada" por la aprobación que doy al lumpen delincuente común Orlando Zapata. Tras diversas gestiones ante la embajada gringa pidiendo mi cheque, me han mandado a paseo sin cobrar ni in duro, pero vamos al tema.

El castrista pregunta que si el único Estado proletario que queda, el único, no tiene suficiente crítica que tienen que venir los anarquistas a criticarles como tropas auxiliares del imperialismo.

Escribe, ejem, RHiA_Punk_A. Por lo visto ha tenido un rifirrafe con su profesora de Historia, Doña Carmen, una señora que dice que es MUY ESPAÑOLA. La tal Carmen, explicando la historia de los movimientos obreros, explicó tan tranquilamente, que en los países anarquistas las cosas habían sido un desastre. Hubo hambre, muerte, tumbas abiertas y esqueletos caminando.

La alumna Punk_A, le contestó que nunca existieron países anarquistas, e intentó explicar un poco de las revoluciones sociales en México, Ucrania y España. Y me cuenta literalmente:

Me escribe José pernio, el pesado de Galapagar, diciéndome que se siente pesaroso porque todo lo hace mal, dice que por ello no puede aguantarse ni a sí mismo, y que le critican sus amigos por ello.

José, es imposible que hagas todo mal... ¿Meas dentro de la taza del bate? Eso es algo que seguramente te sale, con ese agujero tan grande no puedes fallar. Y si dejas gotitas fuera, siempre puedes mear sentado. Y si no en el lavabo, que nadie lo nota. Así que aunque manches, la cosa tiene arreglo.

En estas fechas en las que la grey cristiana celebra a ejecución del fundador de la secta, conviene recordar uno de los hechos más escabrosos de la muerte de Jesús, que pongo en vuestro conocimiento para evitar que os confunda esa turba de pederastas que dirigen la organización de los curas. Jesucristo no resucitó al tercer día de su muerte.

Algunas veces el Acratosaurio, cuya bondad es infinita, se siente pesaroso al comprobar que sus consejos caen en saco roto, y que a pesar de cuantas advertencias realiza, no se le hace caso. Verdad es esa de que nadie escarmienta en cabeza ajena, y he aquí como ejemplo a Rodolfo, joven de dieciséis años, antifacista afincado en Madrid, que a raíz de unas desavenencias con su primera novia, ha sido abandonado por esta.

La reflexión sobre el maestro y la guadaña (1), ha tenido secuelas. He recibido varias cartas al respecto, una de ellas dice esto.

Me piden que haga una breve semblanza de este caso que está siendo aireado para atacar al Estado cubano por parte de la prensa canallesca.

Lo obvio: es un caso aireado porque hay un motivo: un muerto sobre la mesa. Un preso, cuya vida es sagrada porque el Estado sólo le condena a ser privado de libertad, ha fallecido tras más de 80 días de huelga de hambre.

Me limito a comentar el comunicado del gobierno cubano (y de su círculo de defensores), ya que es digno de ser comentado.

Recibo una consulta de mi agente en Cáceres, que debería estar haciendo los planos del alcantarillado de cara a alguna fuga: Eso del retraso en la edad de jubilación… ¿A qué conlleva?

Pues conlleva a tener a millones de viejos manteniendo a millones de jóvenes estudiantes y parados. En la última etapa de la vida se trabajará duro, y hasta los cuarenta años no se dará palo. Eso es lo que persigue el gobierno capitalista.

Páginas

Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  Licencias de Programas  |  Ayuda  |  Soporte Económico  |  Nodo50.org