Cajas de resistencia

Presente y futuro de la Lucha Obrera, así como la validez, aciertos y contradicciones de las formas de organización de la Clase Trabajadora. Seguimiento de conflictos laborales, huelgas, etc.
Avatar de Usuario
revetlla
Mensajes: 2545
Registrado: 03 Ene 2005, 23:36
Contactar:

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por revetlla » 21 Ago 2018, 11:03

Pues digo yo que habra que abordarlo a nivel confederal en el próximo congreso, pq la realidad es que yo veo cajas de resistencia para conflictos de CNT en varias localidades... Y si tu caja depende de cuantos seguidores tengas en twitter dime tu que clase de estrategia es esa.

Avatar de Usuario
eu
Mensajes: 1694
Registrado: 13 May 2005, 10:10

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por eu » 23 Ago 2018, 08:45

Pues a ver REvetlla, tío, es la misma estrategia ahora que hace tres años, cuando practicamente ningún sindicato apoyasteis la ponencia de cajas de resistencia.

Avatar de Usuario
Lebion
Mensajes: 4271
Registrado: 13 May 2006, 02:27

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Lebion » 23 Ago 2018, 09:44

La cuestión es hacer pedagogía sobre su utilidad. Sabiendo que hay Sindicatos con cajas de resistencia locales, porque no hay análisis de su uso, como funcionan, hasta donde llegan con ellas. Que mejoraría si el apoyo economico a ella fuera de una Confederacion regional o fuera de toda la Confederacion.
Pedagogía para que la gente vea su utilidad diaria.
Tierra y Libertad
Todo por hacer
CS La Brecha
La Iconoclasta


Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

Avatar de Usuario
revetlla
Mensajes: 2545
Registrado: 03 Ene 2005, 23:36
Contactar:

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por revetlla » 24 Ago 2018, 10:29

Yo lo veo más claro ahora que antes. Qué quieres que te diga, y pienso que se debe tratar el tema y ver si fue acertada o no la decisión del anterior Congreso.
eu escribió:
23 Ago 2018, 08:45
Pues a ver REvetlla, tío, es la misma estrategia ahora que hace tres años, cuando practicamente ningún sindicato apoyasteis la ponencia de cajas de resistencia.

Avatar de Usuario
Lebion
Mensajes: 4271
Registrado: 13 May 2006, 02:27

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Lebion » 25 Ago 2018, 12:58

Yo lo veo bastante claro la necesidad de tener Cajas de resistencia Confederal. Ahora eso no da porque otros lo vean tan claro como tu y como yo. Por eso me reitero que hay que hacer pedagogía interna.

¿Cómo funcionan las Cajas de resistencia locales que tienen algunos sindicatos? ¿Cómo es su gestión? ¿Qué alcance tienen? ¿Cómo la financian?
¿Cómo sería la estructura, cauces y gestión de la Caja de Resistencia Confederal? ¿Para que casos se usaría? ¿Cómo financiarla?

Y me parece que la forma en la que se presento en el Congreso no fue la acertada, hablando de la financiación y no del contenido y como se enfocaría.
Tierra y Libertad
Todo por hacer
CS La Brecha
La Iconoclasta


Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 26 Ago 2018, 03:15

Voy a dar mi opinión
Lebion escribió:
25 Ago 2018, 12:58
¿Cómo funcionan las Cajas de resistencia locales que tienen algunos sindicatos? ¿Cómo es su gestión? ¿Qué alcance tienen? ¿Cómo la financian?
Se financian con un porcentaje de cuota local que te permite muy poca capitalización, muy poco ahorro para utilizar en caso de huelga. Funcionan para cubrir gastos del conflicto (juridicos, propaganda, etc). No funcionan ni sirven para cubrir subsidio de huelga para huelguistas ni tan solo cubrir los gastos de alquiler/hipoteca, comida, etc de huelguistas, con lo cual no sirven para este debate. Para mi es una estrategia equivocada apostar por cajas de resistencia que no són organizadas, con reglamento y con capacidad de cubrir subsidio de huelga de al menos el SMI para cada huelguista.
Lebion escribió:
25 Ago 2018, 12:58
¿Cómo sería la estructura, cauces y gestión de la Caja de Resistencia Confederal? ¿Para que casos se usaría? ¿Cómo financiarla?
Esto ya se ha planteado en CNT. En cualquier caso, una vez existe un acuerdo de creación de una caja de resistencia confederal y cómo financiarla vía cuota, lo lógico es usarla solo y exclusivamente para aquello que tu quieras potenciar: la huelga. Estructura, cauces y gestión viene definido en los diferentes reglamentos del hilo, todos són muy parecidos y es cómo funcionan con los menores problemas y dificultades. Eso sí, yo creo que están bastante acotadas algunas cuestiones en base a la experiencia de las organizaciones que las utilizan: tiene que cubrir al menos el SMI para cada huelguista, con tendencia a incrementar el subsidio al 120%, 150% o 200% del SMI. Para cubrir el SMI con capacidad de huelga de 55-65 huelguistas al mes sin posibilidad de ahorrar, en una organización de 10.000 personas afiliadas necesitas capitalizar 5 euros de cada cuota solo para la caja confederal de resistencia. En función de los afiliados que tengas vas a cubrir más o menos huelguistas, pero yo creo que los 5 euros por persona afiliada es lo que te permite el ahorro suficiente en el corto y medio plazo (1 a 3 años) para meterte en varias huelgas de empresas de 100-150 y 250 trabajadoras. Meter 1 o 2 euros al mes por afiliado a una caja confederal no da para nada.

Por ejemplo si la CGT quisiera montar una caja de resistencia así, con los 80.000 afiliados que dice tener, tendría capacidad para mantener 500 personas en huelga indefinida todos los meses cobrando el SMI o 1.000 con huelga indefinida de media jornada. Si algun mes no hay ese nivel de huelguistas, a ahorrar, con lo que a los meses siguientes tienes aun mayor capacidad de huelga cómo sindicato.
Lebion escribió:
25 Ago 2018, 12:58
Y me parece que la forma en la que se presento en el Congreso no fue la acertada, hablando de la financiación y no del contenido y como se enfocaría.
Creo que tiene más que ver en qué clave y nivel de debate está la gente, que en cómo se presenta algo: si no haces sindicalismo en clave colectiva (es decir, si no haces sindicalismo), no negocias convenios o periodos de consultas en procesos de reestructuración laboral y no convocas huelgas, dificilmente verás la necesidad de instrumentos para apoyar la huelga indefinida de tu afiliación en las empresas o sectores. Si quieres negociar convenios, afrontar periodos de consultas de procesos de reestructuración laboral con mejor correlación de fuerzas y quieres para ello convocar huelgas fuertes (o más y mejores huelgas), cualquiera que lo haya gestionado o vivido sabe que una caja de resistencia que cubra un ingreso minimo es imprescindible y eso solo tiene una forma: caja de resistencia confederal, de gestión confederal.

A falta de negociar convenios y convocar huelgas, lo lógico para un sindicato es poner todos los recursos disponibles, todos, a trabajar fundamentalmente para esos objetivos: negociar convenios de centro de trabajo, empresa o grupo de empresas, para conseguir contenidos potentes previendo que vas a ir a huelgas indefinidas largas, que para conseguir eso vas a tener que convocar huelga fuerte. Pues a) lo puedes analizar y debatir, las personas que han vivido las huelgas y han firmado convenios pueden explicar qué ha sido necesario para ganar o por qué no se ha conseguido hacer más huelga, para eso són las conferencias de militantes; b) la formación de militantes para explicar cómo promover y entrar a negociar convenios y cómo gestionar las huelgas; c) un gabinete confederal para trabajar el asesoramiento sobre el terreno de la negociación colectiva, cómo entrar y articular la negociación, dar seguridad juridica a los acuerdos y contenidos, extenderlos a las plantillas para hacerlos de eficacia general potenciando el incentivo de afiliación, la defensa jurídica contra las vulneraciones del derecho de huelga, el análisis económico estratégico para incidir en las estrategias de huelga más efectivas, o los limites de los contenidos de salario, jornada, empleo, etc a reivindicar en las empresas y grupo de empresas, etc. Si no haces nada de esto, date por jodido. Aun así también se puede mirar lo que hacen otras organizaciones que sí lo hacen, que utilizan caja de resistencia confederal y qué resultados obtienen, en los propios conflictos o convenios colectivos y a medio/largo plazo cómo organizaciones. Puedes debatir con ellas y compararte a ver qué sale.

Un sindicato revolucionario tiene que aspirar como minimo a hacer eso de forma estructural y sistemática. Luego quizás pueda ir más allá.
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
blia blia blia.
Mensajes: 4266
Registrado: 28 Abr 2009, 19:57
Ubicación: Paciencia

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por blia blia blia. » 26 Ago 2018, 11:12

Esa forma de @Aitor Mena de calcular cuánto dinero se necesita o se dispone en una caja de resistencia me parece muy clara.

nº de cotizantes * parte de cuota para la caja / SMI = nº de huelguistas indefinidos

Como ha hecho para CGT:

80.000 cotizantes * 5 € al mes / 735 €= 690 huelguistas. Bueno, ha redondeado a 500 pero es para hacernos una idea. Está muy bien.

Ahora ya, que cada cual cambie los números correspondientes a su sindicato.

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 26 Ago 2018, 11:32

En cuanto al "para qué", pues si quieres hacer sindicalismo de verdad (negociación colectiva) hay que mirar los sindicatos que lo hacen, que es lo que dicen:
ELA presenta en 2018 un centenar de convenios con logros eficaces contra la precariedad inéditos en el sindicalismo europeo

ELA presenta la firma de más de un centenar de convenios (de ellos, 8 sectoriales) en todas las comarcas de Hego Euskal Herria y en todos los sectores, que recogen logros contra la precariedad únicos en el contexto del sindicalismo europeo. El salto cualitativo en la negociación colectiva de 2018 ha venido de la mano de un gran aumento de la conflictividad. El número de huelgas realizadas por ELA ha aumentado un 81%, y en las situaciones más precarias, en sectores feminizados, han sido huelgas indefinidas. Para ello, la Caja de Resistencia se ha revelado como un instrumento fundamental.

(...)

Precisamente las cláusulas para dejar fuera de las empresas dichas reformas es un distintivo de la negociación colectiva de ELA, y así queda recogido en los convenios que firma nuestro sindicato (condiciones que no se cumplen cuando los firmantes son otras organizaciones, como se aprecia en la tabla adjunta). Así, el freno a las subcontratas, la ultraactividad indefinida (o al menos mucho más larga que la legal), la aplicación obligatoria de lo firmado (es decir, impedir el descuelgue unilateral) y la eliminación de brecha salarial de género (o de las jornadas parciales no deseadas) son, entre otras, las características distintivas de la negociación colectiva de ELA. Dicho de otra forma, la alternativa eficaz al AENC, cuya única función es regalar el veto a la patronal y perpetuar la precariedad y los recortes.

En este sentido, cuando las mesas de negociación no dan para más, el recurso a la huelga para decantar el conflicto en favor de la clase trabajadora es la clave de estos logros. El salto cualitativo en la negociación colectiva de 2018 ha venido de la mano de un gran aumento de la conflictividad. El número de huelgas realizadas por ELA ha aumentado un 81%, y en las situaciones más precarias, en sectores feminizados, han sido huelgas indefinidas. Para ello, la Caja de Resistencia se ha revelado como un instrumento fundamental.

Es lo que explica que en muchos centros de trabajo se hayan alcanzado incrementos salariales del 15, 20 e incluso del 54%, además de importantes reducciones de jornada. Esas realidades de éxito sindical solo tienen una explicación: la gente organizada en el sindicato.

https://www.ela.eus/es/noticias/ela-pre ... mo-europeo

Informe Negociación Colectiva del primer semestre de 2018
https://www.ela.eus/es/noticias/ela-pre ... va2018.pdf
ELA logra subidas salariales superiores al IPC y blindaje contra la reforma laboral en más de 20 empresas industriales

La negociación colectiva de 2018 ya da sus frutos: se está limitando la presencia de ETT y mutuas, y se impiden dobles escalas salariales y otras discriminaciones.

ELA está logrando en los últimos meses firmar numerosos convenios con incrementos salariales mayores que el IPC y otras mejoras sustanciales en más de 20 empresas del sector industrial, desde pymes de 7 empleados/as a grandes compañías (y en los tres territorios de la CAPV y Navarra). En este arranque de la negociación colectiva de 2018, las secciones sindicales de ELA en la industria están aplicando el lema “A recuperar lo nuestro!”, y están dando pasos adelante que se reflejan en acuerdos concretos con garantías de aplicación.

ELA considera que el 2018 debe de ser un punto de inflexión, a la hora de conseguir contenidos en los convenios de la industria. Es hora de lograr un mayor reparto de la riqueza y la erradicación de las diferentes discriminaciones que padecemos en las empresas.

Estamos observando un aumento de la producción y de los beneficios empresariales, lo que supone un nuevo ciclo que estamos llevando a la negociación colectiva. De manera cada vez más generalizada, ELA está firmando convenios que neutralizan la reforma laboral del PP. Las patronales continúan aferrándose a una legalidad diseñada para defender los intereses empresariales, pero estamos consiguiendo acordar la no aplicación de esa injusta legalidad (cláusulas, mayor ultraactividad, etcétera). ELA quiere subrayar la importancia de ello, que reafirma la vocación de los y las trabajadoras de la industria por trabajar en unas condiciones dignas.

Vamos a continuar luchando también contra la estatalización de las condiciones laborales. En el sector del metal, desde Madrid se está impulsando un convenio estatal que ningún trabajador o trabajadora reclama y que busca una nueva uniformización a la baja de las condiciones laborales. Hemos iniciado una campaña para aprovechar una disposición de dicho convenio estatal y, mediante acuerdo, dejarlo sin efecto en las empresas vascas.

En cuestiones retributivas, se está impidiendo la propagación de dobles escalas salariales, frenando de esta manera la discriminación contra las nuevas contrataciones, que en buena parte son mujeres y jóvenes. ELA ha conseguido limitar la entrada de ETT (y la conversión de estos/as trabajadores/as en plantilla de la empresa principal), así como la actividad de las mutuas (para que no gestionen enfermedades comunes).

Queremos subrayar además que muchos de estos acuerdos se producen en empresas pymes. ELA considera un reto fundamental de cualquier sindicato el de ser capaz de organizar a los y las trabajadoras independientemente del número de compañeros o compañeras con quienes se trabaja. ELA es hoy más que nunca, el sindicato de quienes en la pequeña empresa quieren disfrutar de unas condiciones de trabajo dignas.

Los siguientes ejemplos afectan a más de 2.000 trabajadoras/es de la CAPV y Navarra:

EMPRESA / LOCALIDAD / PLANTILLA / RETRIBUCIONES / CLAUSULAS ANTIREFORMA / OTRAS CONDICIONES

(...)

VER CUADRO
https://www.ela.eus/es/industria-eta-er ... dustriales
ELA logra incrementos superiores al IPC y otras mejoras en 20 empresas industriales más

ELA continúa logrando en estas últimas semanas la firma de numerosos convenios con incrementos salariales mayores que el IPC y otras mejoras sustanciales en otras 20 empresas del sector industrial, desde pymes a grandes compañías (en los tres territorios de la CAPV y Navarra). Estas empresas (que dan trabajo a más de 1.500 personas) se suman a las que ya consiguieron sustanciales mejoras durante febrero y marzo. A lo largo del año ha logrado acuerdo en 50 empresas.

ELA está consiguiendo generalizar la no aplicación de las reformas laborales, especialmente la impulsada por el Gobierno de Rajoy. Mientras que las distintas patronales quieren aferrarse a un ordenamiento jurídico diseñado para defender los intereses empresariales, estamos consiguiendo que las direcciones acuerden no aplicar esa injusta legalidad.

En los datos que aportamos se incorporan incrementos salariales sustanciales, además de reducciones de jornada y eliminación de discriminaciones. Las secciones sindicales de ELA en la industria están aplicando el lema “¡A recuperar lo nuestro!”, y están dando pasos adelante que se reflejan en acuerdos concretos con garantías de aplicación.

Todos estos avances vienen de la mano de plantillas que han optado por organizarse. Mientras que la patronal apuesta mediáticamente “por un nuevo modelo de empresa”, que solo busca individualizar condiciones, prometiendo una transparencia que nadie percibe en las empresas, los y las trabajadoras se organizan en ELA.

Estamos observando un aumento de la producción y de los beneficios empresariales, lo que supone un nuevo ciclo que estamos llevando a la negociación colectiva. Vamos a continuar luchando por una industria con derechos, que elimine discriminaciones, incluida la acuciante de género, y que erradique los convenios estatales.

En las próximas semanas esperamos continuar acordando más convenios con importantes avances.

VER ACUERDOS
https://www.ela.eus/es/industria-eta-er ... presas.pdf

https://www.ela.eus/es/industria-eta-er ... riales-mas
Última edición por Aitor Mena el 26 Ago 2018, 13:52, editado 2 veces en total.
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 26 Ago 2018, 11:50

blia blia blia. escribió:
26 Ago 2018, 11:12
Esa forma de @Aitor Mena de calcular cuánto dinero se necesita o se dispone en una caja de resistencia me parece muy clara.

nº de cotizantes * parte de cuota para la caja / SMI = nº de huelguistas indefinidos

Como ha hecho para CGT:

80.000 cotizantes * 5 € al mes / 735 €= 690 huelguistas. Bueno, ha redondeado a 500 pero es para hacernos una idea. Está muy bien.

Ahora ya, que cada cual cambie los números correspondientes a su sindicato.
En realidad he redondeado al alza. SMI 2018 por 12 pagas es 858 euros / mes. Cubrir menos del SMI en 12 ó 14 pagas no te permite tampoco tener una cobertura real de los gastos personales o familiares habituales si estás en huelga indefinida. Con datos de 2018, solo la caja de resistencia de ELA cubre eso y más según las características de la huelga y participación de afiliación de ELA (901,48€ /1036,70€ /1802,96€ / mes huelguista, con 21 euros de cuota sindical), el resto, por orden de cobertura són ESK (822,3€/mes huelguista, 15 euros de cuota sindical), LAB (750€/mes huelguista, 17,61 euros de cuota sindical), CIG (736€/mes huelguista, 11,65€ cuota sindical), USO (736€/mes huelguista, 14,69€ cuota sindical), UGT Catalunya (49,06 €/día, max. 10 días huelguista, 13,91€ cuota sindical).
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 05 Sep 2018, 00:25

Hay algunas citas interesantes que reproduzco de literatura académica que viene bien tener presentes cuando se habla de estos temas, a presente y a futuro.

Recoge Jose Pablo Calleja en su Tesis Doctoral (Calleja, 2016: 249): "El sindicato ELA es el que más usa la caja de resistencia y es el sindicato mayoritario en el País Vasco, autonomía que lidera los datos de mayor número de huelgas convocadas desde el inicio de la crisis económica. Las organizaciones sindicales que no disponen de caja de resistencia se quejan de su utilización contra otros sindicatos para competir por la afiliación, la representación o para forzar conflictos largos en contra de los intereses de sus afiliados. Pero, al mismo tiempo, la opinión general de los entrevistados es que a todos les gustaría que sus organizaciones contasen con este instrumento."

(Calleja, 2016: 248): "El hecho de que los demás sindicatos no tengan este instrumento dificulta ir a acciones coordinadas y, en opinión de los que sí lo tienen, reduce considerablemente la eficacia del recurso de la huelga. “Yo no puedo pretender que un empresario me acepte la eliminación de la doble escala salarial con una huelga de un día…tengo que intentar ir a una huelga larga, lo largo que sea necesario para que el empresario diga que no tiene más remedio que eliminar la doble escala salarial. (…) El tema de la caja de resistencia para nosotros es un elemento imprescindible para el sindicalismo que estamos haciendo. Tenemos 4 huelgas ahora mismo en residencias, 3 huelgas han pasado de 100 días. Ganarás o perderás, pero no puedes pretender que la gente esté 100 días en huelga sin caja de resistencia. Con lo cual, el hecho de que tengas caja de resistencia te permite ir a un formato de intervención fuerte pero, a su vez, el hecho que sólo la tengas tú hace que… ¿quién va a ir contigo a una huelga? (…) El mecanismo más desequilibrante que hay hoy es la caja de resistencia. Por eso se convierte en un mecanismo perverso. Yo la necesito para hacer acción sindical pero, en la medida que yo voy contigo, tu no quieres venir conmigo. Eso no tiene solución… o sí la tiene, que tú tengas caja de resistencia.” (ELA 2)"

(Kohler, 2008: 54): “ "Hoy no es posible... ir a huelgas sin caja de resistencia, porque las huelgas, en muchos casos, duran mucho. Yo no puedo pretender que un empresario me acepte la eliminación de la doble escala salarial con una huelga de un día. Tengo que intentar ir a una huelga larga, todo lo larga que sea necesario, para que el empresario diga que no tiene más remedio que eliminar la doble escala salarial o que no tiene más remedio que ir a un cambio sustancial del estatus de la estabilidad de los contratos. ¿Qué pasa? Que cuando desde un sindicalismo reivindicativo se percibe que la conflictividad, sobre todo de empresa, para conseguir determinados cambios o mejoras reivindicativas, requiere huelgas largas... no hablamos de un punto del salario. El empresario se autografita diciendo ‘yo quiero tanto de empleo eventual, tanto de subcontratación, tanto de dobles escalas salariales...’. Pero yo no estoy de acuerdo con eso, yo voy a hacer acción sindical potente. El tema de la caja de resistencia desde esa perspectiva... es un elemento imprescindible para hacer el sindicalismo que estamos haciendo” (ELA2). Su práctica combativa en algunas empresas, con largas huelgas, ha obligado a los demás sindicatos a crear también fondos de solidaridad para poder pagar compensaciones a sus afiliados en huelga. Situaciones donde los afiliados de ELA aguantaron huelgas, mientras UGT, CC OO y LAB tuvieron que ceder y firmar acuerdos, porque sus afiliados no podían resistir más sin cobrar ningún ingreso, han creado crispación intersindical, incluso entre LAB y ELA. La fuerza organizativa y la caja de resistencia permiten a ELA desbordar por la izquierda a los demás sindicatos, LAB incluido. Hasta cuándo la mayoría moderada de los afiliados seguirá la estrategia radical de los líderes de ELA sigue siendo una cuestión abierta para el futuro."

(Kohler, 2008: 56): " En comparación con los dos sindicatos mayoritarios, los sindicatos nacionalistas apuestan por actitudes más combativas, con frecuentes movilizaciones y huelgas, incluso cuando se trata de una organización de tradición socialcristiana y con una base social más bien moderada, como es el caso de ELA. En este sentido, representan una crítica al sindicalismo dialogante mayoritario, y, que en otros ámbitos, sólo defienden sindicatos radicales pequeños. Algunas de las prácticas de los sindicatos nacionalistas, como la caja de resistencia o su carácter más joven en cuanto a afiliación y representantes, así como el dinamismo en cuanto a debates internos y movilizaciones, podrían considerarse retos serios para los sindicatos mayoritarios del ámbito estatal."

(Letamendia, 2004: 244): "Los reproches de LAB se centraron en la utilización por ELA de la Caja de Resistencia acusandole de insolidaridad y de engordar con las huelgas. La Tesorera Confederal Amaia Muñoa argumentó que "si queremos llevar la confrontación a la práctica se hace necesario organizarla... La Caja de Resistencia es una apuesta entre distintos trabajadores y trabajadoras de distintos sectores, de distintos ámbitos y de distintas generaciones. El problema no es que ELA tenga caja, sino que los demás no la tienen". En realidad, la mayor capacidad de movilización y resistencia de ELA y sus posturas reivindicativas más duras habían rebasado a LAB por la izquierda."
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 13 Sep 2018, 21:05

Poder sindical, huelgas y negociación colectiva en el País Vasco (1995 - 2017)

A continuación reproduzco el resumen y presentación de la comunicación presentada con Jon Las Heras en el XI Congreso Vasco de Sociología y Ciencia Política el 6 de Septiembre de 2018 en Bilbao.

Poder sindical, huelgas y negociación colectiva en el País Vasco (1995-2017)

Según Richard Hyman, la huelga es una de las mayores expresiones de conflicto entre trabajo y capital: el proceso productivo y comercial se detiene, se activa la presión económica y financiera hacia las empresas y tanto la parte trabajadora como la empresarial consolidan sus posiciones alrededor de unos intereses estructuralmente diferenciados en la confrontación y el eventual acuerdo colectivo.

A pesar de que en Euskadi se organizan prácticamente un tercio de las huelgas de todo el Estado español, la influencia que tienen las estrategias organizativas sindicales en las dinámicas de negociación colectiva y en el desarrollo de los conflictos laborales no han sido objeto de estudio desde una perspectiva de Economía Política del Trabajo.

Así, este estudio analiza una realidad histórica particular, y arguye cómo la política sindical y los recursos de infraestructura del sindicalismo mayoritario del País Vasco, a diferencia del sindicalismo español en la CAPV, derivan en una mayor capacidad potencial de confrontación y uso de la huelga cómo herramienta central para la negociación colectiva. Los recursos de infraestructura cómo son las personas asesoras sindicales, los gabinetes económicos y jurídicos y sobre todo la caja de resistencia confederal, definen los contornos de las organizaciones y poder sindical vasco en la negociación colectiva, y explican sustancialmente esa proporción de huelgas sobre población asalariada. El uso extensivo de la caja de resistencia con un subsidio diario de huelga superior al SMI para cada huelguista, refuerza el poder laboral y sindical, permitiendo introducir en los convenios vascos ‘cláusulas anti-reforma laboral’ y en su caso, llegar a mayores niveles de confrontación para la consecución de mejores contenidos cuantitativos y cualitativos de negociación colectiva.

- - -

According to Richard Hyman, strikes are a radical expression of the underlying conflict between labour and capital: the labour and capital valorisation processes stop, and the economic and financial pressures towards corporations increase, while workers and employers consolidate their strategies around some structurally differentiated interests. Despite the fact that one third of all strikes in Spain take place in Euskadi, the influence that organising union strategies have in collective bargaining dynamics and in the development of industrial conflict has not been studied from a Political Economy of Labour perspective.

Thus, this study analyses a particular historical reality and it argues how union policy and infrastructural resources of the mayoritarian unions in the Basque Country, in contrast to the Spanish case, result in a greater capacity of confrontation and the use of the strike as a tool in collective bargaining. The infrastructural resources and supportive union officials, the economic and lawyer offices and, above all, the confederal resistance box explain the organisational boun daries and the power that Basque trade unionism has in collective bargaining; explaining the higher rates of strike activity in the economy. The extended use of the strike-box with a daily subsidy above the minimum income for each striker reinforces worker and union power, allowing to introduce in collective agreements ‘anti-labour-reform’ clasuses and, in many cases, better cuantitative and qualitative working conditions.

https://llrodriguezalgans.blogspot.com/ ... acion.html
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Lebion
Mensajes: 4271
Registrado: 13 May 2006, 02:27

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Lebion » 19 Sep 2018, 11:12

Pregunta, Teniendo en cuenta que en el sector servicios a veces no sabes cuantas horas vas a trabajar a la semana y mucho menos al mes porque son trabajos flexibles. ¿Cómo hacer los calculos para pagar ese SMI en funcion de las horas que supuestamente vas a trabajar?? Me supongo que en hosteleria, en verano o fines de año, una huelga de una semana? o un par de dias quizas podría doblegar al empresario o quizas más con los tercos que son algunos...
Tierra y Libertad
Todo por hacer
CS La Brecha
La Iconoclasta


Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad.

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 19 Sep 2018, 23:40

Lebion escribió:
19 Sep 2018, 11:12
Pregunta, Teniendo en cuenta que en el sector servicios a veces no sabes cuantas horas vas a trabajar a la semana y mucho menos al mes porque son trabajos flexibles. ¿Cómo hacer los calculos para pagar ese SMI en funcion de las horas que supuestamente vas a trabajar?? Me supongo que en hosteleria, en verano o fines de año, una huelga de una semana? o un par de dias quizas podría doblegar al empresario o quizas más con los tercos que son algunos...
Es una cuestión de reglamento. La logica es que tu estas en huelga, tu cobras, con tope del salario y este lo puedes deducir. Si es muy variable el trabajo y los ingressos, entiendo que minimo la cantidad minima que esté estipulada (SMI parte diaria, 900 euros la parte diaria, etc).
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 22 Sep 2018, 17:01

Otra cuestión, en otro nivel de debate, es cuando tienes caja de resistencia (confederal) pero no te permite ir a una estrategia de huelga potente (caso de LAB) con otros sindicatos que sí pueden (caso de ELA), recogiendo la idea de las citas anteriores, pero aterrizando a ejemplos a nivel sectorial, donde el uso de la caja de resistencia es mucho más intensivo por qué son muchas personas trabajadoras que van a cobrar si quieres asegurarte un éxito total de la huelga convocada.

Por ejemplo, huelgas Educación País Vasco 2018: cuando toca ir a la semana entera de huelga en cada uno de los subsectores (Haurreskolak, Docentes, Educación Especial, Cocina y Limpieza), LAB firma, arrastra a Steilas y se le suma a la firma de CCOO y UGT que estaban a verlas venir. En opinión de ELA, LAB no tiene caja de resistencia suficiente y se le suma que se desliza a una política de concertación con el PNV para no cortocircuitar a EH Bildu y sus pactos con el PNV.

https://www.eitb.eus/es/radio/radio-eus ... go-social/

Transcribo (1'30' a 4' y 9'20'' a 9'50''):
"(Muñoz) ¿Dónde ve ELA a LAB?. Nosotros tenemos un desencuentro importante en materia de negociación colectiva. ELA cree que es momento de pasar a la ofensiva. Para pasar a la ofensiva hay que trabajar mucho lo ideológico, que es lo que te da fuerza para aguantar un contexto difícil en donde algunos creen que pueden acabar con todo, también con las organizaciones de clase, y luego lo organizativo. Claro, tu puedes tener muchos deseos pero si organizativamente no puedes, es muy difícil llevarlo adelante. Qué pasa, si quieres hacer frente a la precariedad que está instalada y que va a crecer, además de retórica tienes que poner instrumentos de defensa, la huelga es un elemento esencial. Y ELA y LAB cuando aparece la huelga tenemos problemas importantes que no hemos resuelto. Que tienen que ver con los medios que cada organización tiene para aguantar cuando el de enfrente, bien sea una administración o bien sea un empresario, renuncia, no quiere hacer frente a mejorar las condiciones de trabajo. Y en este caso nosotros hemos defendido muchas veces la existencia de la caja de resistencia. La caja de resistencia para un sindicato es un instrumento de soberanía. Por qué si no tienes una caja de resistencia potente, te ves obligado a jugar el partido en el terreno que le interesa la patronal, y a la patronal y a los gobiernos les interesa la paz social, les interesa que les demos cobertura a las medidas que están llevando adelante. Ese desencuentro es un desencuentro importante, en la medida en que no se resuelva, dos sindicatos, por qué no somos dos partidos políticos somos dos sindicatos, que actuamos en el mundo de las relaciones laborales, si no resolvemos ese problema se van a seguir actualizando día si día también los desencuentros en como se abordan los problemas que tiene la gente a la que nosotros defendemos.

(Periodista) Dice usted que con su caja de resistencia los conflictos se abordan mejor por qué hay capacidad de aguante por parte de los trabajadores, es decir si un conflicto es largo ¿LAB acaba flaqueando?

(Muñoz) Quiero decir que la duración de un conflicto... a nosotros se nos acusa de que el objetivo de ELA es que las huelgas duren, eso es una tontería como la copa de un pino... las huelgas duran porqué el de enfrente no cede y si hay gente que gana 600 euros y le quieres subir 400 o 500 euros el salario, el de enfrente se va a negar. Y la duración de la huelga no la decide el sindicato, la deciden los trabajadores y trabajadoras afectadas por esas condiciones de trabajo, que cuentan con un instrumento poderoso que les permite soberanamente decidir que se van a enfrentar mediante una huelga a hacer frente a esas condiciones injustas. ¿Que pasa? que las organizaciones sindicales que no cuentan con un instrumento similar, se ven, entre comillas obligadas a jugar en un terreno sin conflicto, y claro, no se puede decir retóricamente que la precariedad es una prioridad, si cuando hay que ir a la huelga tenemos problemas.

(…)

(Muñoz) Cuando se firman los acuerdos cómo se han firmado, desde nuestro punto de vista, hay un previo: si renuncias, por las razones que antes he explicado, a que la huelga continúe, si no puedes continuar con la huelga, terminas jugando en el terreno que al gobierno le interesa. Es verdad que el gobierno ha conseguido la mayoría, desde ese punto de vista no tenemos nada que decir, el acuerdo tiene la mayoría sindical, pero los contenidos de ese acuerdo no son buenos.
ELA, LAB y Steilas convocan varios días de huelga en Educación para primavera

Calendario de movilizaciones

De este modo, las centrales sindicales han convocado huelga en todos los sectores para los días 14 y 15 de marzo y el 12 de junio. Además, realizarán sendas semanas de huelga por sectores durante abril, mayo y junio, repartidas de la siguiente manera:

La semana del 23 de abril: profesores

La semana del 7 de mayo: educación especial

La semana del 21 de mayo: en cocinas y limpieza

La semana del 4 de junio: haurreskolak

https://www.eitb.eus/es/noticias/econom ... unio-2018/
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Avatar de Usuario
Aitor Mena
Mensajes: 694
Registrado: 27 Ago 2008, 10:50

Re: Cajas de resistencia

Mensaje por Aitor Mena » 02 Nov 2018, 13:03

[Sindical]La negociació col·lectiva de la CNT, actualitat i futur

Genís Ferrero

El model de relacions laborals vigent ha tingut un gir cap a la negociació de centre de treball en els darrers anys, en gran part com a conseqüència de les darreres reformes laborals de l’estat espanyol. La possibilitat que la negociació col·lectiva de centre treball alteri a la baixa les condicions laborals dels convenis sectorials ha provocat dos grans canvis en les relacions laborals actuals.

D’una banda la negociació sectorial basada en quotes de representativitat sap que no pot aspirar a grans pactes amb les diverses patronals, ja que les empreses poden alterar-ne el resultat d’aquesta negociació amb negociacions a la baixa en àmbits inferiors, com els centres de treball o d’empresa. Per altra banda poder fer front a aquesta constant amenaça de l’empresariat als centres de treball implica una millor i major organització de base a les empreses, això significa afiliació i sobretot mobilització.

Aquest darrer punt entra en contradicció amb la inèrcia heretada dels Pactes de la Moncloa, que enlloc d’enfortir un model de negociació col·lectiva que cerqui la confrontació entre classes per assolir una redistribució major de la riquesa, el sindicalisme de concertació ha fomentat al contrari unes relacions laborals basades en la conciliació entre classes, promovent la desorganització de la seva classe als centres de treball a fi d’obtenir una estructura sindical basada en la representativitat i les quotes de negociació a gran escala, que retro alimenta les estructures sindicals dependents d’aquest model per la seva pròpia supervivència (subvencions, alliberats, cursos de formació, participació en òrgans de gestió estatals i altres institucions…).

Centre de Treball, Territori i Consciència de Classe

Davant d’aquesta realitat la CNT va aprovar al seu darrer XI Congrés una sèrie d’acords en matèria sindical que venien a cristal·litzat un impuls al treball que es venia desenvolupant de forma progressiva des de principis del 2000.

Vull considerar aquí dos aspectes fonamentals: el sindicalisme d’implantació als centres de treball i d’implantació al territori.

L’objectiu és desenvolupar un model sindical propi, independent del model de relacions laborals de concertació, que doti als llocs de treball d’una estructura sindical autònoma, assembleària i basada en la afiliació i auto-organització per mitjà del sindicat. Aquesta estructura, que històricament CNT ha desenvolupat per mitjà de les seccions sindicals ha acabat de reforçar-se no només en el pla teòric si no el pràctic.

La possibilitat d’enquadrar seccions sindicals en els diversos nivells organitzatius de les empreses i grups d’empresa ha dotat a CNT d’una estructura molt flexible d’adaptació a la nova realitat laboral: subcontractes, externalitzacions, falsos autònoms, grups d’empresa, etc.

La CNT crea seccions sindicals de centre de treball, d’empresa i de grup d’empreses segons les capacitats d’implantació i adaptació. Per separat o simultàniament.

Per altra banda, tenim un anàlisis de la realitat social que ens orienta cap a la implantació territorial, que des de la perspectiva anarcosindicalista significa el desenvolupament de la nostra acció sindical arrelant-la al teixit social allà on ens implantem. Vincular les lluites laborals al teixit econòmic i social del territori on tenen lloc aboca a superar el marc de l’empresa en el desenvolupament del conflicte. Treure el conflicte al carrer, cercar les aliances amb el teixit associatiu i la empatia general de la població ajuda a superar la dinàmica d’aïllament del conflicte entre Capital i Treball en els centres de treball i és una eina de propaganda pel fet.

Per a CNT les dues formes d’abordar l’acció sindical, si les fem interactuar, són una potent via d’estendre la consciència i cultura de classe. Socialitzar el conflicte laboral implica superar les dinàmiques actuals del sindicalisme de concertació.

Dotar-nos d’eines pròpies per superar les limitacions legals

És evident que una pràctica sindical al marge de les eleccions sindicals implica un punt de partida amb dificultats afegides. Malgrat tot la CNT està assolint gràcies a la seva acció sindical en augment avanços en jurisprudència, que mica en mica ens garanteixen drets essencials a l’acció sindical com l’accés a la informació malgrat actuar fora de la representació unitària.

Però independentment d’aquesta important tasca d’aglutinar aquests elements jurídics gràcies al Gabinet Tècnic Confederal, el sindicat ha de ser capaç de reforçar-se amb eines pròpies que ajudin a superar els marcs legals. Partint de la base que qualsevol sindicat amb implantació suficient, té accés a la Negociació Col·lectiva, quan aquesta supera el marc de la concertació i cerca una redistribució de la riquesa en l’àmbit de l’empresa o el centre de treball es genera un conflicte inevitablement.

El model de concertació social buscarà minvar les aspiracions de la plantilla a fi d’assolir un acord ràpid i que mantingui la pau social. El model de CNT ha de posar en mans dels treballadors i les treballadores fins on volen arribar, i per tant ha d’oferir eines adequades per desbancar la concertació social i que el conflicte sigui exitós pels seus interessos.

A més a més de tota la maquinària de solidaritat i suport mutu que significa el propi sindicat, la realitat socioeconòmica de la població demanda de recursos econòmics per fer front a una lluita sostinguda. En un context on la major part de la població és dependent de crèdits i hipoteques, que de forma intencionada el sistema bancari i polític ha provocat una menor autonomia econòmica de les famílies treballadores que els impedeixi fer front a vagues prolongades, disposar de la solidaritat econòmica del sindicat és cada dia més necessari quan parlem de vagues.

Perquè si, com dèiem, la negociació col·lectiva és un dret per a qualsevol sindicat en l’àmbit de l’empresa o el centre de treball, també sabem que l’empresari no cedirà fàcilment a les demandes de la plantilla. Sovint la vaga acaba sent la única sortida per donar impuls a una negociació col·lectiva que garanteixi drets i una veritable redistribució de la riquesa. En aquests casos cal doncs dotar-nos d’aquesta solidaritat organitzada de que parlàvem.

La Caixa de Resistència Confederal, un nou repte per la CNT

A gran part dels conflictes sostinguts amb vaga els sindicats de CNT estan disposant de Caixes de Resistència. Tot i així, la CNT no disposa d’una Caixa de Resistència d’àmbit Confederal que pugui optimitzar els recursos de la afiliació i en garanteixi un major èxit.

És proposta d’aquest article fer una aposta per aquest repte per la CNT. Una aportació constant i significativa per mitjà de la quota sindical a una Caixa de Resistència dotaria en poc temps al sindicat d’una eina potent de suport a les lluites. Partint de la base que no tots els mesos hi ha vagues impulsades per CNT, la possibilitat d’acumular ingressos de forma continuada ens donaria la oportunitat de mantenir conflictes de major llarga durada o estratègiques, i que la implantació sindical a les empreses esdevingués majoritària en molts casos, canviant per la via de la negociació col·lectiva el model de relacions laborals en molts àmbits i creant una nova cultura sindical anarcosindicalista.

Una Caixa de Resistència Confederal amb un reglament senzill i ben definit, que permeti per aquelles seccions sindicals amb capacitat d’endegar una vaga en una empresa o centre de treball, amb un nivell d’implantació significatiu com per garantir-ne l’èxit, pugui ajudar a les famílies en vaga a mantenir la lluita garantint una aportació econòmica fixada de conformitat amb el propi reglament.

Un model de negociació col·lectiva a la ofensiva, que canvi el model de relacions laborals, generi una nova cultura de classe posant la solidaritat, l’ajuda mútua i la independència d’institucions amb el sindicat com a principal eina d’acció pot provocar en poc temps un efecte dominó en alguns sectors precaris que necessiten de convenis empresa a empresa, ja que la negociació sectorial està en mans d’un model sindical basat en la concertació social.

https://lasoli.cnt.cat/31/10/2018/sindi ... t-i-futur/
Autobusean ez duk ohiturazko aurpegia, aurrera egiteko hoa inoiz ez bezala

Responder