Habla García Oliver

Debate, información y consulta sobre la historia del Anarquismo.
Avatar de Usuario
gato negro
Mensajes: 896
Registrado: 30 Dic 2007, 17:30
Ubicación: Castilla

Re: Habla García Oliver

Mensaje por gato negro » 21 Oct 2008, 16:12

¿Tú no te habías despedido ya? :lol:
Privar al anarquismo de su carácter de herramienta al servicio de los de abajo sería condenarlo al amorfismo, vaciarlo de contenido, transformarlo en un pasatiempo filosófico, en una curiosidad para intelectuales, en un objeto de simpatía para gente deseosa de tener un ideal, en un tema para discusión académica

Avatar de Usuario
Jorge.
Mensajes: 15299
Registrado: 22 Dic 2003, 22:35

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Jorge. » 21 Oct 2008, 16:26

Comunista integral escribió:
Jorge. escribió:¿A quién traicionó García Oliver? ¿Al proletariado?
Pues claro que sí.

Traicionó a quienes estaban en las barricadas arriesgando sus vidas (y perdiéndolas) por hacer frente a la contrarrevolución. Y él se puso del lado de la contrarrevolución.

Si García Oliver hubiera sido contrarrevolucionario desde el principio entonces no hubiera traicionado en Mayo del 37, sino actuado según sus principios. Fue un traidor justamente porque en algún momento estuvo del lado de la revolución.
Vamos a ver, ¿el proletariado eran los que estaban en las barricadas? Digo yo que una cosa es el proletariado, y otra los combatientes de una pelea.

Si yo cojo un fusil y me planto en una barricada para defender el edificio de Telefónica, lo último que voy a esperar es que García Oliver se ponga de mi parte. El ex-ministro de justicia va a besarle el culo a los muertos, y más aún habiendo colaboración con la república. Seré gilipollas, pero no tanto. A mí García Oliver, no me hubiera traicionado. Y en aquel cacao, vete a saber lo que yo hubiera hecho. O tú. Y si traicionó a los que estaban en las barricadas, no traicionó a los que no estaban en ellas, que también eran muchos. Y todos eran revolucionarios, los de las barricadas, y los que veían el problema desde otra perspectiva. Porque el problema de todo esto, es que cuando estás en medio de un follón hay que tomar decisiones, y nunca se sabe cuál es la buena. Luego, a los treinta años ya puede uno decir misa, eso sí.

¿Que me llaman traidor? Y a mí qué. ¿A ti nunca te lo llamaron?

Vuelvo a decir que este es un día estupendo para hacer la revolución. ¿Qué nos detiene? ¿A qué esperamos?

Avatar de Usuario
Comunista integral
Usuari@ Expulsad@
Mensajes: 1433
Registrado: 03 Mar 2008, 16:45

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Comunista integral » 21 Oct 2008, 16:43

Jorge. escribió:Vamos a ver, ¿el proletariado eran los que estaban en las barricadas? Digo yo que una cosa es el proletariado, y otra los combatientes de una pelea.

Si yo cojo un fusil y me planto en una barricada para defender el edificio de Telefónica, lo último que voy a esperar es que García Oliver se ponga de mi parte. El ex-ministro de justicia va a besarle el culo a los muertos, y más aún habiendo colaboración con la república. Seré gilipollas, pero no tanto. A mí García Oliver, no me hubiera traicionado.
Bueno, lamentablemente no parece que much@s de l@s combatientes pensaran así. El hecho de que las palabras de JGO causaran indignación y el hecho de que su llamado al alto el fuego fuera obedecida indicaba que much@s de l@s combatientes sí consideraban a JGO uno de los suyos y esperaban que se pusiera de su parte.

Ojalá hubieran pensado como tú y se hubieran pasado los besos y los "hermanos" de García Oliver por el culo.
Jorge. escribió:Y si traicionó a los que estaban en las barricadas, no traicionó a los que no estaban en ellas, que también eran muchos. Y todos eran revolucionarios, los de las barricadas, y los que veían el problema desde otra perspectiva.
Pero hete aquí que quienes estaban combatiendo en las barricadas estaban defendiendo la revolución en los hechos. Y no, no creo que quienes pusieron la colaboración por encima de la revolución hayan sido revolucionarios.
Jorge. escribió:Porque el problema de todo esto, es que cuando estás en medio de un follón hay que tomar decisiones, y nunca se sabe cuál es la buena.
¿Y qué podría tener de bueno el entregar a l@s obrer@s revolucionari@s a la reacción?
Para todas las ocasiones en que lo amerite (y no son pocas):

¡MUERTE A L@S IMBÉCILES!

Avatar de Usuario
Jorge.
Mensajes: 15299
Registrado: 22 Dic 2003, 22:35

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Jorge. » 21 Oct 2008, 16:58

Comunista integral escribió:Pero hete aquí que quienes estaban combatiendo en las barricadas estaban defendiendo la revolución en los hechos. Y no, no creo que quienes pusieron la colaboración por encima de la revolución hayan sido revolucionarios. ¿Y qué podría tener de bueno el entregar a l@s obrer@s revolucionari@s a la reacción?
Eso es una opinión. Yo he leído la prensa de la época, y no quisiera yo haber estado en aquella situación.

A ver. Cuando tu estás en tu casa, y escuchas que hay una llamada para que cojas el fusil de debajo del colchón, y te dirijas a pegar tiros a tu barrio, no sabes qué cuernos está pasando. Vas, eludes las patrullas, pegas tiros y ya está. Y cuando tú estás en tu despacho con secretaria y guardaespaldas, y recibes la llamada de Marianet diciéndote que apacigues las cosas, que está el tema fatal y que el frente popular va a empezar a detener a todos los anarquistas de España, y eres García Oliver, lo mismo vas y dices que el culo de los guardias de asalto es tu culo. Lo que he escuchado de los viejos que colaboraron (y a su vez pegaron tiros), es que se vieron en un problema del que no supieron salir, y que murieron un montón por ello, y que los sobrevivientes se quejan muy poquito, si es que alguna vez se quejaron. Los de los fusiles no suelen protestar. Porque fueron personas que tomaron sus decisiones y asumieron su coste. Y García Oliver sería un sabihondo repelente niño Vicente, no te digo que no. Pero lo de traición , así, mayestático, pues no sé la verdad. Si a ti te parece bien llamarle traidor por lo de los guardias de asalto, pues bueno.
Pero que te conste, y acuérdate, que llegará el día en que alguien te llame a ti traidor. ¿Por qué? Por algo que hiciste o que dejaste de hacer. Ese día, te encoges de hombros y ya está.

Y vuelvo a decir que este es un día estupendo para ir por el todo: ¿A qué esperamos? ¿Qué nos detiene?

Avatar de Usuario
Comunista integral
Usuari@ Expulsad@
Mensajes: 1433
Registrado: 03 Mar 2008, 16:45

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Comunista integral » 21 Oct 2008, 17:10

Jorge. escribió:Eso es una opinión.
¿Y de qué otra cosa puede tratarse?

Los hechos: en el medio de un combate de l@s obrer@s revolucionari@s contra la reacción, García Oliver llama al alto el fuego y de esta manera permite la desmoralización, el desarme, la represión y la liquidación del movimiento revolucionario en Cataluña.

La opinión "oficial": fue una gran equivocación.

Mi opinión: fue un acto de traición.
Jorge. escribió:Yo he leído la prensa de la época, y no quisiera yo haber estado en aquella situación.

A ver. Cuando tu estás en tu casa, y escuchas que hay una llamada para que cojas el fusil de debajo del colchón, y te dirijas a pegar tiros a tu barrio, no sabes qué cuernos está pasando. Vas, eludes las patrullas, pegas tiros y ya está. Y cuando tú estás en tu despacho con secretaria y guardaespaldas, y recibes la llamada de Marianet diciéndote que apacigues las cosas, que está el tema fatal y que el frente popular va a empezar a detener a todos los anarquistas de España, y eres García Oliver, lo mismo vas y dices que el culo de los guardias de asalto es tu culo. Lo que he escuchado de los viejos que colaboraron (y a su vez pegaron tiros), es que se vieron en un problema del que no supieron salir, y que murieron un montón por ello, y que los sobrevivientes se quejan muy poquito, si es que alguna vez se quejaron. Los de los fusiles no suelen protestar. Porque fueron personas que tomaron sus decisiones y asumieron su coste. Y García Oliver sería un sabihondo repelente niño Vicente, no te digo que no. Pero lo de traición , así, mayestático, pues no sé la verdad. Si a ti te parece bien llamarle traidor por lo de los guardias de asalto, pues bueno.
Pero que te conste, y acuérdate, que llegará el día en que alguien te llame a ti traidor. ¿Por qué? Por algo que hiciste o que dejaste de hacer. Ese día, te encoges de hombros y ya está.
Este enfoque es falso. Si trasladamos este enfoque a todos los acontecimientos históricos, entonces deberías ponerte en el lugar de Lenin y Trotsky cuando la insurrección de Kronstadt antes de llamarles represores, incluso deberías ponerte en el lugar de Franco antes de llamarle fascista y genocida...

Estamos hablando sobre hechos que ya sucedieron, y para hablar de esos hechos no tenemos que ponernos en los zapatos de sus protagonistas, porque eso significaría verlos desde el pasado (lo cual no es posible) en vez de verlos a la luz del presente (lo cual sí es posible, y de hecho es la única manera de verlos).
Para todas las ocasiones en que lo amerite (y no son pocas):

¡MUERTE A L@S IMBÉCILES!

Avatar de Usuario
Jorge.
Mensajes: 15299
Registrado: 22 Dic 2003, 22:35

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Jorge. » 21 Oct 2008, 17:24

Comunista integral escribió:Mi opinión: fue un acto de traición.
Bueno. Si a ti te lo parece, pues vale. Pero vaya, que los que le hicieron caso y depusieron las armas qué eran entonces ¿traidores?
Este enfoque es falso. Si trasladamos este enfoque a todos los acontecimientos históricos, entonces deberías ponerte en el lugar de Lenin y Trotsky cuando la insurrección de Kronstadt antes de llamarles represores
Bueno, es que yo nunca les llamaría traidores por ese asunto. Lo que sí puedo decir, es que como máximos responsables del Ejército Rojo y del Gobierno, dirigieron la represión contra el soviet de Petrogrado. Eso no se puede negar. Ahora bien, ¿a quien traicionaron Lenin y Trotsky? Los marineros que se sublevaron sabían que iban a tener que pelear. ¿Como gobernantes hicieron Lenin y Trotsky lo que se suponía tenían que hacer? Por supuesto. El gobierno, para obtener sus mandatos, emplea la violencia. ¿Qué traición hay ahí?
El que espere benevolencia de un gobernante, tiene que estar majareta.

¿Traicionaron a Makhnó los leninistas cuando volvieron al Ejército Rojo contra los anarquistas? Pues mira, ahí tal vez pueda hablarse de traición. Fue hecha a tiro hecho, con ánimo de destruir a un aliado y obtener la hegemonía política.

Yo, en general, soy partidario de emplear las palabras con tiento, definiendo lo mejor posible lo que pasa en cada caso.

Pero que te conste, como dice el acratosaurio, que traidores somos todos.

Porque ¿por qué no ir ahora mismo por el todo? ¿Qué nos detiene?

Avatar de Usuario
Comunista integral
Usuari@ Expulsad@
Mensajes: 1433
Registrado: 03 Mar 2008, 16:45

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Comunista integral » 21 Oct 2008, 17:45

Jorge. escribió:
Comunista integral escribió:Mi opinión: fue un acto de traición.
Bueno. Si a ti te lo parece, pues vale.
Listo.
Para todas las ocasiones en que lo amerite (y no son pocas):

¡MUERTE A L@S IMBÉCILES!

Avatar de Usuario
Jorge.
Mensajes: 15299
Registrado: 22 Dic 2003, 22:35

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Jorge. » 21 Oct 2008, 18:13

Bueno, pues yo ahora quiero recordar al García Oliver: cuando fue torturado que por poco lo matan los mossos de escuadra; cuando organizó el sindicato aquel de carreteros; cuando tiroteó con Ascaso al asesino de Seguí; cuando ordenó el borrado de los antecedentes policiales; cuando lo metieron en aquel barco detenido para asesinarlo. También, por qué no, al García Oliver que organizó un partido Anarquista con la finalidad de formar gobierno; al insoportable sabelotodo; al mamón de mucho cuidao; al que rechazó casarse con la rica del pueblo para irse a Barcelona; al megalómano... Por recordar, vamos.

Y vuelvo a decir, que este es un buen día para el programa de máximos.

¿Qué nos detiene?

Avatar de Usuario
irrecuperable
Mensajes: 794
Registrado: 05 Oct 2005, 21:12

Re: Habla García Oliver

Mensaje por irrecuperable » 22 Oct 2008, 05:28

Por partes....
EL papel de JGO al final , desde mi punto de vista es el de un hombre absolutamente comprometido con el Partido ( la CNT) . En el famoso Pleno del dia 20( 0 22 ahora la memoria me falla) el propone "ir a por el todo". Su posicion acaba siendo desestimada, y a partir de ahí se convierte en un dirigente del partido (la CNT) haciendo lo que los Comites Nacionales y Regionales mandan ( o sea lo que mandan la burocracia faista controlada por Montrseny y Santillan) y desde ese momento, deja de ser vanguardia revolucionaria para ser un Responsable del Partido ( CNT). Es ahi donde se demuestra el fracaso de la CNT como organizacion de Democracia Directa, y como organizacion incompetente para lograr, en condiciones posibles, el comunismo libertario y su extension a Europa.
El problema no es Garcia Oliver, el problema es la estructura fallida de la CNT, que pacta con el estalinismo y la burguesia en el 22 de Julio del 36 y despues peor todavia , en el Mayo del 37. Garcia Oliver es un responsable del partido (CNT) y la Democaracia Directa y el asambleismo, desgraciadamente una mentira. No fue un fallo de los militantes ni de los revolucionarios, sino una incompetencia de la Organizacion.
Pablo A: en el famoso Pleno, y tu mismo lo dices, en ningun momento se pudieron consultar a las bases, pues en menos de 24 h. decidieron los "representantes" que no tenian ningun mandato de los sindicatos, pues estaban en Barcelona, no en las comarcas y llevaban dos o tres dias pegando tiros por las calles de Barcelona.
Insisto, aparte del papel, para mi nefasto, de Garcia Oliver desde el 36 hasta el mayo del 37, lo importante es la desacralizacion del mito de la democracai directa de la CNT , que , en los momentos y situaciones mas precisos , no funciono .. y que desde entonce s a ido a peor..... De ahi el fracaso del anarcosindicalismo y la necesidad de una urgente revision del sindicalismo libertario, pues este sigue anclado en 1936.
ni mandar ni obedecer!!!

Avatar de Usuario
Jorge.
Mensajes: 15299
Registrado: 22 Dic 2003, 22:35

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Jorge. » 22 Oct 2008, 09:28

El fracaso de los anarcosindicalistas se encuentra, a mi modo de ver, en que intentaron llevar a cabo una revolución: batieron al ejército regular en Barcelona, colectivizaron la industria y la tierra, avanzaron en el autogobierno de diversas regiones, etc. Pero no tuvieron la valentía de coger un submarino, entrar en el puerto de Londres y hundir a la flota británica. Y, sobre todo, si no hubieran hecho una revolución, ahora mismo no estaríamos hablando del fracaso del anarcosindicalismo.

Es más: yo tuve varios familiares que participaron como milicianos o como soldados en la defensa de ciudades importantes, en el curso de batallas que se saldaron con miles de muertos, y más ejecuciones posteriores. Podemos decir que fracasaron, porque no solo no pudieron detener a los fascistas, sino que además no supieron articular la democracia directa, ya que el partido, la CNT, la sagrada institución que no ha de ser atacada, pactó con las fuerzas burguesas en el verano de 1936, en lugar de convocar asambleas y tal para salir con las escopetas de cartuchos a detener a la columna de Varela. Fueron a enfrentarse al ejército (los de la CNT, la burocracia) sin siquiera tomar acta. Cincuenta contra tres mil, y mueren los cincuenta. Qué verguenza.

Lo que no entiendo es cómo Federica Montseny y Abad de Santillán (la burocracia faísta) se las apañaban para dar órdenes que eran seguidas enseguida por Durruti, que no queda claro si fue un traidor, un borrego o un burócrata de la FAI.

Desde mi punto de vista, si Juan García Oliver fue un traidor, o un obediente funcionario, por seguir las órdenes del partido (la CNT), traidor fue Durruti (A Ascaso menos mal que lo mataron el 19 de julio), traidor fue Nin (por no preveer su asesinato y confiar en la legalidad republicana), traidores a la revolución fueron todos los que depusieron las armas. Traidores los que permitieron que se decidiera por ellos. U bien obedientes borregos. ¿Verdad que sí? De todas maneras, lo del fracaso del anarcosindicalismo tiene que ser cierto, porque no solo lo proclaman comunistas, socialistas, liberales, fascistas e historiadores de todo tipo. También lo dicen los anarquistas y solo los de la CNT dicen que no hubo tal fracaso, sino derrota militar. Lo cual es muy sospechoso.

Y traidores nosotros por no salir a por el todo ahora mismo. El programa de máximos existe, y sin embargo, no hacemos nada por llevarlo a cabo. Repito la pregunta que nadie me ha contestado: ¿qué nos detiene?, ¿a qué esperamos? Ahora mismo es posible la revolución. Este es el mejor de los momentos. ¿Por qué no la hacemos? Es más, el Partido (la CNT), ahora mismo es insignificante, una miseria, no puede ordenarnos nada. Hay veinte millones de trabajadores, la lección histórica aprendida (la CNT fue un fracaso), podemos corregir los fallos..., ¿O cuál es la lección histórica? ¿Qué hay que hacer pues? ¿Qué cojones esperamos?

Avatar de Usuario
John Grambling
Mensajes: 9
Registrado: 19 Oct 2008, 15:05

Re: Habla García Oliver

Mensaje por John Grambling » 22 Oct 2008, 11:00

Con esa actitud me apunto yo a un bombardeo, cuanta razon tienes. En estos momentos donde todo va mal y apunta a peor, parece que todo el mundo esté esperando que alguien de el pistoletazo de salida. Como un niñatillo que lleva años deseando el primer polvo y ante la primera tentativa le da el gatillazo, o se acobarda, o qué se yo. Y digo yo... aunque salga mal, habrá que intentarlo, ¿no?
Los días se suceden con monotonía, uno tras otro, ninguno de ellos se diferencia del anterior ni del siguiente, son como eslabones de una larga cadena, hasta que de repente surge el cambio.

Avatar de Usuario
almendruco
Mensajes: 601
Registrado: 07 Dic 2007, 11:18

Re: Habla García Oliver

Mensaje por almendruco » 22 Oct 2008, 11:47

Interesante debate

No cabe duda que el pleno de julio del 36 fue un Pleno de notables , no un pleno de sindicatos.

El camino que determinó aquel Pleno no tenia marcha atras. De hay la contradiccion de que Garcia Oliver proponga el famoso "a por el todo", la dictadura anarquista , el anarcobolchevismo, como se le ha clasificado y definido , no tiene nda que ver con que se ponga a cumplir la estrategia , erronea o no , que habia determinado la organizacion en dificilisimas circunstancias de urgencia.

Federica Montseny , recuerdo mas o menos, en sus memorias "·Mis primeros cuarenta años" platea el dilema al que se vieron sometidos. ¿podia la CNT se acusada de romper la unidad antifascista?. Las consecuencias habrian sido desastrosas . ganar la guerra era un autentico grito popular y no supieron enfrentarse a el. Hacer la revolucion era un autentico grito del proletariado revolucionario. Optaron por Primero ganar la guerra. Si se hubiese ganado habrian sido aclamados por su acierto. Se ha perdido, son criticados por su error. Un dilema terrible para todos.

Lo que es cierto que ese "coco" que continuamente nos plantea "irrecuperable" de la burocracia faista es una exposicion interesada. No era solo el problema de los faistas . Que estaban en todas las posiciones, personajes como Leyva , Lopez , Prieto , no eran precisamente faistas y si se adaptaron a la institucionalizacion. Y con que ganas ¡¡¡

Y haber si hacemos justicia , que Federica Montseny y la mayoria de los que dejaron hacer durante la republica , condenaron y dieron por cerrado el ciclo de colaboracion en el Pleno de Federaciones Locales , celebrado en Paris, en marzo-abril de 1945.

Traidores, Horacio M Prieto y Leyva , que estando en aquel Pleno y firmando la ponencia de cierre de colaboracion , en cuantito que pudieron montaron , creando una escision en francia, su participacion en el gobierno de la republica en el exilio, el denominado Gobierno Giral.

Traidor el reformismo sindicalero que una vez mas si no impone su tesis rompe el cotarro.

Disculpad las imprecisiones, pues me lo podia haber currado mas citando paginas de federica , de Oliver, Actas del exilio.... y tal, pero vamos no creo que sea necesario

Un estracto del mitin de Garcia oliver , que abre el hilo , lo podeis ver en el video editado por la federacion local de madrid "cnt, un año de lucha". Que se ha presentado con motivo del Otoño Libertario

pa'lla va el enlace

http://otonnolibertario08.blogspot.com/ ... iovisuales

salud a lxs que luchan ¡¡¡¡¡
Sindicato de Oficios Varios
Sin Comités de Empresa - Sin Liberadxs Sindicales - Sin Subvenciones - Contra toda Autoridad
https://sovmadrid.org/
CNT MADRID , Plaza Tirso de Molina 5, https://cntmadrid.org/
lunes a viernes 19.00 - 21.00

Avatar de Usuario
gato negro
Mensajes: 896
Registrado: 30 Dic 2007, 17:30
Ubicación: Castilla

Re: Habla García Oliver

Mensaje por gato negro » 22 Oct 2008, 12:07

Almendruco, me sorprende que trates de comprender la postura de la Federica durante la guerra y revolución social (cosa que alabo) pero que no hagas lo propio con los llamados "colaboracionistas" tras 1939. También ellos tenían sus razones para considerar que la situación de excepcionalidad abierta con la sublevación militar no había terminado y que por lo tanto cabía seguir en las mismas posiciones que durante la guerra. No comparto su análisis del momento (como me imagino que tú no compartes el de Federica en el 36-39), que como luego se comprobó partía de premisas falsas (apoyo del bando aliado en la II G.M. a los antifranquistas una vez liquidado el Eje), lo que Abel Paz en su libro "CNT 1939-1951" explica muy bien. Pero no por ello debemos crucificarlos.

Tampoco podemos olvidarnos al hablar del famoso Pleno de París, del papel que jugó Laureano Cerrada para que triunfaran las tesis encabezadas por Federica y Germinal.

Por cierto que tu interpretación de la historia confederal es muy curiosa, acusando a los "reformistas sindicaleros" de ser siempre quienes rompen la baraja. No fue precisamente ese sector al que tan despectivamente te refieres el que jodió el intento de reunificación de 1960 y luego fue desembarazándose de cualquier voz crítica hasta quedarse más solo que la una con el SI.

Pero bueno, que aquí se trataba sobre García Oliver.
Privar al anarquismo de su carácter de herramienta al servicio de los de abajo sería condenarlo al amorfismo, vaciarlo de contenido, transformarlo en un pasatiempo filosófico, en una curiosidad para intelectuales, en un objeto de simpatía para gente deseosa de tener un ideal, en un tema para discusión académica

Avatar de Usuario
almendruco
Mensajes: 601
Registrado: 07 Dic 2007, 11:18

Re: Habla García Oliver

Mensaje por almendruco » 22 Oct 2008, 12:41

Almendruco, me sorprende que trates de comprender la postura de la Federica durante la guerra y revolución social (cosa que alabo) pero que no hagas lo propio con los llamados "colaboracionistas" tras 1939.
Ojo decia a irrecuperable que vale ya de la cantinela burocracia fai, que tambien estaban los otros,

Y si les disculpo en el periodo de guerra es en el mismo sentido que a montseny. Donde ya no les perdono es despues porque aunque los argumentos que dieron son de peso, (fin de guerra mundial, caida de franco), para mi no les justifican en destruir la organizacion que se estaba formado en Francia , para montar una cnt de paisanos (por regional de origen) y asi oponerse a la mayoria del exilio. Es decir , romper para imponer.
Como Pestaña en el 32, como estos personajes en el 45. Y no te digo ya con lo del cincopuntismo, unos en la carcel y otros hablando con el regimen de Franco.

Y ojo sin que sean continuacion de ellos, porque no tienen nada que ver, como los sindicaleros del 79, los reconvertidos del 83. Siempre es igual , es una conducta; o gano o rompo.

Respecto a lo que comentas y dejas la duda sobre que ganasen en el pleno de paris, Esgleas y Montseny., he de recordarte que en pleno posterior se denomino secretario general a esgleas. Algo de apoyo tendría no?

Y tienes razon, hablabamos de uno de los personajes de aquel tiempo, pero vamos que basta ya del rollo de "Exilio-Fai", o la "burocracia-Fai", o el "sacamantecas" que para asustar a los niños valen , pero vamos que un analisis serio o minimante riguroso......

bueno salud y estoy de acuerdo contigo , las actuaciones de unos y otros , son ya parte del pasado, que no debemos olvidar, para que no se robe la historia.

salud , de nuevo
Última edición por almendruco el 22 Oct 2008, 14:13, editado 1 vez en total.
Sindicato de Oficios Varios
Sin Comités de Empresa - Sin Liberadxs Sindicales - Sin Subvenciones - Contra toda Autoridad
https://sovmadrid.org/
CNT MADRID , Plaza Tirso de Molina 5, https://cntmadrid.org/
lunes a viernes 19.00 - 21.00

Avatar de Usuario
Comunista integral
Usuari@ Expulsad@
Mensajes: 1433
Registrado: 03 Mar 2008, 16:45

Re: Habla García Oliver

Mensaje por Comunista integral » 22 Oct 2008, 12:59

BARRICADAS EN LAS RAMBLAS
( Mayo-Junio de 1937)
por Agustín Guillamón.
http://www.red-libertaria.net/noticias/ ... t&sid=1010

La disolución del Comité Central de Milicias Antifascistas y la entrada de los cenetistas y anarquistas en el gobierno de la Generalidad el 26 de septiembre de 1936, que supuso la aplicación durante el mes de octubre de los decretos de disolución de los Comités revolucionarios locales (sustituidos por ayuntamientos frentepopulistas), la militarización de las Milicias y el control gubernamental de las colectivizaciones, había dejado aún dos importantes resortes de poder en manos anarcosindicalistas: la consejería de Defensa y el control real del Orden Público, gracias sobre todo al armamento popular de la retaguardia.

En marzo de 1937 un centenar de milicianos del sector de Gelsa de la Columna Durruti, tras varios meses de apasionados debates sobre la aceptación o rechazo del decreto de militarización, que estuvieron a punto de llegar al enfrentamiento armado en el seno de la propia columna, decidieron no convertirse en soldados y abandonaron el frente, llevándose las armas. Llegados a Barcelona, la mayoría de ellos se unieron a los anarquistas que luchaban por socializar la economía y que, como Balius, criticaban la colaboración de la CNT-FAI con las instituciones del Estado republicano, para fundar la Agrupación de Los Amigos de Durruti.

Durante el mes de abril de 1937, Pedro Herrera, "conseller" (ministro) de Sanidad del gobierno de la Generalidad, y Manuel Escorza, temible y temido responsable de los Servicios de Investigación de la CNT-FAI, fueron los responsables cenetistas que negociaron con Lluís Companys (presidente de la Generalidad) una salida a la crisis gubernamental abierta a principios de marzo de 1937, a causa de la dimisión del "conseller" de Defensa, el cenetista Isgleas, opuesto a que la Columna Carlos Marx del PSUC abandonase el frente de Aragón y se trasladara a Madrid. Companys decidió abandonar la táctica de Tarradellas, que consistía en mantener un frágil equilibrio entre las distintas formaciones políticas en el seno de un gobierno de unidad antifascista, con la destacada e indispensable participación de la CNT, para adoptar la táctica propugnada por Comorera, secretario del PSUC, que quería imponer rápida y violentamente un gobierno "fuerte", que no tolerase ya una CNT que parecía incapaz de poner en cintura a algunos de sus propios militantes, calificados como "incontrolados".

Tarradellas había conseguido levantar una poderosa industria de guerra y un absoluto, aunque laborioso, control de la economía por el gobierno catalán, mediante el poder que tenía de satisfacer, o no, las necesidades financieras de las empresas colectivizadas. El poder del dinero, que ya había demostrado su eficiencia en el proceso de militarización de las Milicias, sometidas al chantaje de no cobrar los sueldos y de no ser aprovisionadas de armamento, alimentos y todo tipo de suministros, si no aceptaban disolverse en el Ejército Popular, demostraba también su eficiencia en la sumisión de las colectivizaciones. Y si en las asambleas de algunas empresas colectivizadas se corría el riesgo de que los trabajadores, superando el chantaje financiero, optaran por la socialización en Sindicatos de Industria, en contra de una colectivización controlada por la Generalidad, ésta no dudaba en aplicar todo tipo de presiones para imponer un interventor del gobierno catalán. Presiones y coerciones que podían ir de la amenaza verbal, o la visita de las autoridades, hasta el envío de la policía para ocupar la empresa por la fuerza.

Companys, en abril de 1937, estaba ya decidido a romper una política, cada vez más difícil, de pactos con la CNT y creyó que había llegado la hora, gracias al apoyo del PSUC y los soviéticos, de imponer la autoridad y decisiones de un gobierno de la Generalidad que, como los hechos demostraron, aún no era lo bastante poderosa como para dejar de negociar con la CNT. El fracaso de las negociaciones de Companys con Escorza y Herrera, de las que había sido excluido Tarradellas, al no hallar solución política alguna en dos meses de conversaciones, y pese al efímero nuevo gobierno del 26 de abril, desembocó directamente en los enfrentamientos armados de mayo de 1937 en Barcelona, cuando Companys dio la orden a Artemi Aiguader, conseller de Interior, de ocupar la Telefónica, que fue ejecutada por Rodríguez Salas, comisario de Orden Público.

La sede de la Agrupación de Los Amigos de Durruti se había establecido en un piso requisado en Las Ramblas esquina calle Hospital (Rambla de las Flores número 1 - primero). Antes de mayo habían distribuido ya unos cinco mil carnés de adheridos. Convocaron dos mítines en los teatros Poliorama y Goya que gozaron de enorme audiencia. A finales de abril encolaron muros y árboles de las Ramblas con un cartel en el que exponían su programa. Exigían la formación de una Junta Revolucionaria de todos los obreros que habían combatido al fascismo en las calles, en julio del 36, que sustituyera al gobierno burgués de la Generalidad. En ese cartel Los Amigos de Durruti reivindicaban, ya ANTES del inicio de las luchas callejeras: "Todo el poder a la clase trabajadora. Todo el poder económico a los Sindicatos. Frente a la Generalidad, la Junta revolucionaria".

A la crisis del gobierno de la Generalidad, provocada por la dimisión del conseller de Defensa cenetista, se sumaba la conflictiva situación del Orden Público, que escondía la pugna entre CNT y Generalidad por hacer cumplir los decretos de desarme de la retaguardia, y que había producido diversos estallidos armados, que habían culminado en el gravísimo enfrentamiento de Bellver de Cerdanya, y una situación insostenible en Barcelona, con patrullas de distintas y opuestas militancias políticas, que en plena calle desarmaban y rompían carnés sindicales a los viandantes. Desde marzo de 1937, en las distintas empresas colectivizadas se había iniciado el debate en las asambleas obreras de un proceso de socialización de la economía, estructurada en Sindicatos de Industria, opuesta a la colectivización controlada por la Generalidad. En el seno de la CNT-FAI crecía un sordo y desesperado descontento ante el abandono de los principios ideológicos y la pérdida de las "conquistas revolucionarias" de julio del 36, que se había manifestado claramente en público en el escandaloso abucheo a Federica Montseny, en el mitin de la plaza de toros Monumental del 11 de abril de 1937, con los gritos de "Libertad para Maroto" y "Fuera del gobierno".

En la calle, el pueblo llano estaba profundamente preocupado por el constante aumento de la carestía de la vida y las largas colas ante unas tiendas que a menudo carecían de los productos más básicos. Se anunciaban drásticas medidas de un durísimo racionamiento. "Guerra en el Frente; Trabajo en la retaguardia". En nombre de las necesidades de la guerra y del orden público, y para evitar la espiral de enfrentamientos entre las diferentes facciones, el gobierno de la Generalidad había prohibido festejar el Primero de Mayo.

El lunes, tres de mayo de 1937, hacia las tres menos cuarto de la tarde, tres camiones de guardias de asalto se detuvieron ante el edificio de la Telefónica, en Plaza de Cataluña, e irrumpieron en el mismo con intención de desalojar a los trabajadores de la CNT, que lo habían incautado el 19 de julio de 1936, cuando fue tomado al asalto por Durruti al mando de un grupo de militantes anarquistas. Tras unos primeros instantes de incertidumbre la ametralladora situada en los pisos altos forzó a los guardias a abandonar el edificio. Los cenetistas de Telefónica dieron la señal de alarma a los comités de defensa de los barrios, y éstos, sin consultarlo con los comités superiores de la CNT, levantaron barricadas y se adueñaron de la ciudad, con excepción de algunos edificios del centro, que aparecía vacío y fantasmal a causa del constante tiroteo y la espontánea huelga general de los trabajadores barceloneses.

En unas barricadas estaban los trabajadores, en su inmensa mayoría cenetistas. En las barricadas opuestas, las fuerzas de orden público de la Generalidad, Esquerra Republicana (ERC), Estat Català y los estalinistas del PSUC-UGT. La Agrupación de Los Amigos de Durruti contaba con unos cuatrocientos hombres armados, entre los cuales se encontraban el centenar de milicianos que habían abandonado el frente de Aragón, por no aceptar la militarización, y un importante grupo de mineros de Sallent y Cardona. Los Amigos de Durruti eran los combatientes más activos en las barricadas, y dominaron completamente Las Ramblas y la calle Hospital en toda su longitud. En el cruce Ramblas/calle Hospital, bajo un enorme retrato de Durruti colocado en la fachada del piso donde estaba la sede de la Agrupación, levantaron una barricada donde establecieron su centro de operaciones. El absoluto control de la calle Hospital enlazaba con la sede del Comité de Defensa del centro, en Los Escolapios de la Ronda San Pablo, y de allí con la Brecha de San Pablo, tomada por una cuarentena de milicianos de la Columna Rojinegra, que al mando del durrutista Máximo Franco habían venido a Barcelona en labor de "observación e información", después que tanto la Columna Rojinegra como la Lenin (del POUM), mandada por Rovira, hubieran cedido a las presiones recibidas para regresar al frente y no "bajar a Barcelona".

La Agrupación de Los Amigos de Durruti lanzó una octavilla en las barricadas en la que se pedía la inmediata constitución de una Junta Revolucionaria (que sustituía a la Generalidad), el fusilamiento de los culpables y la disolución de todos los partidos políticos que habían intervenido en la provocación, el desarme de los cuerpos armados y la socialización de la economía.

El bastión contrarrevolucionario del centro de la ciudad hubiera cedido al asalto decidido de los trabajadores barceloneses, como insistía en demostrar infructuosamente el militante poumista Josep Rebull al comité ejecutivo del POUM, con un plano de Barcelona en mano. Pero los discursos radiofónicos de los ministros anarquistas tuvieron un poderoso efecto desmovilizador. Aunque al principio hubo quien quemó el carné sindical o disparó al aparato de radio, cuando García Oliver decía que había que besar a los policías muertos, porque eran hermanos antifascistas, pronto se notó su efecto desmoralizador en las barricadas, con la deserción lenta, pero constante, de los militantes anarquistas.

En la Generalidad los jerarcas de la CNT, "protegidos" por los cañones de Montjuic apuntando sobre el Palacio, los estalinistas y los burgueses catalanistas hacían lo único que podían hacer: otro gobierno igual (de colaboración entre la burguesía republicana y la burocracia obrera cenetista-estalinista) con nombres distintos. Los dirigentes del POUM se reunieron con el Comité Regional de la CNT para "¡pedir prudencia!". En las barricadas surgieron unos Comités de defensa de la Revolución que no consiguieron materializar la formación de una Junta Revolucionaria. Companys, reclamó desesperada y repetidamente al Gobierno de la República que la aviación, al mando de Felipe Díaz Sandino, se pusiera bajo sus órdenes para acabar con la insurrección anarquista. José del Barrio, secretario de la UGT y dirigente de la Columna Carlos Marx del PSUC, ya había planificado cómo y qué cuarteles y edificios de la CNT-FAI había de bombardear en Barcelona la aviación republicana, y en qué edificios del PSUC había de arrojar armamento para ayudar a sofocar la insurrección. Mientras tanto Ricardo Sanz, delegado de los milicianos de la Columna Durruti, enviados a Madrid en noviembre de 1936, que casualmente acababan de llegar a Barcelona para marchar al frente de Aragón tras un breve permiso, decidió acuartelar sus tropas y mantenerse "neutral".

Las barricadas de la burguesía tenían un objetivo claro: aplastar a toda costa la revolución hasta su total aniquilación. Las barricadas obreras estaban vendidas a la indecisión o la traición de su propia dirección, y políticamente desarmadas, pese a su superioridad numérica y militar.

Jaime Balius, el teórico más destacado de la Agrupación de Los Amigos de Durruti, inválido a causa de una encefalitis progresiva con hemiplejia izquierda espasmódica, que se manifestaba en la inmovilización de la pierna izquierda y la torsión y temblor del brazo del mismo costado, apoyado en unas muletas, leyó una proclama desde la barricada de Las Ramblas/Hospital en la que hizo un llamamiento a la solidaridad revolucionaria del proletariado europeo, y sobre todo francés, con la lucha del proletariado español.

Cuando se conoció la noticia de que venía de Valencia un contingente de tropas para pacificar Barcelona, Balius propuso formar una columna confederal que saliera a su encuentro. Formada la columna en Barcelona, ésta se engrosaría por el camino y se le sumarían además no pocos milicianos del frente de Aragón: se podía llegar hasta Valencia ¡y después asaltar el cielo...! Se formaron comisiones para consultar a los militantes en los sindicatos y en la calle, pero la proposición no tuvo eco alguno: ya había triunfado el llamamiento a la fraternización antifascista. El día siete de mayo la Agrupación distribuyó una segunda octavilla acusando de TRAICIÓN a la burocracia cenetista, que había lanzado un "¡Alto el Fuego!", consiguiendo desmovilizar al proletariado barcelonés. La demoledora y eficaz labor de la burocracia cenetista había hecho innecesario el proyectado bombardeo de Barcelona por la aviación republicana de Felipe Díaz Sandino, a las órdenes de Companys.

El sábado ocho de mayo las tropas de Valencia desfilaron por la Diagonal y el Paseo de Gracia. Días después sólo quedaban en pie las barricadas que el PSUC había querido conservar. El orden volvía a reinar en Barcelona. Companys perdía las competencias de Defensa y Orden Público. Aparecieron los cadáveres de Camilo Berneri, Alfredo Martínez, y tantos otros que habían sido torturados y ejecutados por las patrullas de los estalinistas y/o Estat Català. Los comités superiores de la CNT-FAI exigieron la expulsión de Los Amigos de Durruti, aunque no consiguieron que ninguna asamblea sindical ratificara tal decisión.

El 19 de mayo salió el primer número de El Amigo del Pueblo, portavoz de Los Amigos de Durruti, mutilado en un tercio por la censura. El 26 de mayo se publicó el segundo número de forma clandestina. El 28 de mayo las autoridades republicanas clausuraron la sede de la Agrupación situada en el piso de las Ramblas/calle del Hospital. Balius fue encarcelado por la publicación de un artículo que criticaba al nuevo gobierno Negrín. El 16 de junio, Nin y el resto del indeciso comité ejecutivo del POUM también fue detenido. El POUM iba a ser la cabeza de turco visible de la insurrección de mayo. Nin fue secuestrado, torturado en une checa estalinista en Alcalá de Henares y asesinado por una orden expresa de Stalin, ejecutada por Orlov, Gerö, y otros, en la curva de una carretera de Alcalá a Perales de Tajuña, hacia el 24 de junio de 1937. El orden reinaba ya en toda España, tanto en la franquista como en la republicana.

En 1938 los revolucionarios estaban bajo tierra, en la cárcel o en la clandestinidad. En abril de 1938 se reunió en Barcelona el Pleno que creaba el Comité Ejecutivo del Movimiento Libertario. Manuel Escorza del Val, Juan García Oliver y Federica Montseny formaron parte de la ponencia que redactó y aprobó su constitución, que entre otras cosas reafirmaba la aceptación de la militarización, la resistencia a ultranza en la guerra antifascista, la intensificación de la producción bélica, la persecución de desertores y saboteadores y la colaboración de la CNT con los gobiernos de la República y de la Generalidad, así como la salvaguarda de la unidad antifascista, esto es, cuál era la mejor forma de seguir fortaleciendo las instituciones del Estado republicano. El Comité Nacional de la CNT ("Marianet" y Horacio Martínez Prieto) y el Comité Peninsular de la FAI (Abad de Santillán, Germinal de Sousa, García Oliver y/o Federica Montseny) disputaban entre sí el grado, los modos y la mejor eficiencia de la colaboración libertaria con el gobierno de la República. Mientras tanto, en las cárceles se contaban ya quince mil presos antifascistas, en su mayoría sindicalistas y anarquistas, más o menos conscientes de su oposición al rápido, arrollador e invencible avance de la marea contrarrevolucionaria. El hambre, siempre presente, los criminales bombardeos fascistas y la omnipotente represión estalinista del SIM eran ya amos y señores de Barcelona.

La revolución no fue aplastada por Franco en enero de 1939, ya lo había hecho la República, y sus lacayos, muchos meses antes.

*
Agustín Guillamón (Barcelona, 2004). BALANCE. Cuadernos de historia del movimiento obrero internacional y de la Guerra de España.
chbalance@wanadoo.es
http://es.geocities.com/hbalance2000

-------

¿Traición? No. Grandes equivocaciones en todo caso. Concesiones inevitables. "Tendrías que haber estado tú ahí a ver qué hacías". "Cómo te atreves a cuestionar a nuestros semi-dioses, si no les llegas ni a los talones".
Para todas las ocasiones en que lo amerite (y no son pocas):

¡MUERTE A L@S IMBÉCILES!

Responder